Con gol en la recta final por parte del holandés Arjen Robben, el Bayern Munich se coronó en la Liga de Campeones de Europa 2012-2013, tras superar 2-1 al Borussia Dortmund, en partido efectuado en el Estadio de Wembley.

En buen partido de futbol, el croata Mario Mandzukic adelantó a los bávaros, cuando a los 60 minutos empujó el balón, aunque después llegó el empate parcial por conducto de Ilkay Gundogan, de pena máxima, al 68.

Cuando parecía que disputarían los tiempos extras, apareció Arjen Robben a los 89 minutos, para lograr la victoria del Bayern, que de este modo se adjudicó su quinta Champions en su historia (1973-74, 1974-75, 1975-76, 2000-01 y 2012-13).