El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Luis González Placencia, consideró que hay un contexto favorable para revisar el caso de Alfonso Martín del Campo Dodd, quien en mayo de 1992 fue inculpado del homicidio de su hermana y de su cuñado.

En un comunicado, se informó que durante la proyección del documental "Bajo Tortura", que aborda el caso de Martín del Campo Dodd, recordó el interés que este asunto tiene para la Comisión.

Se considera que actualmente "se tiene un fallo notable del caso Florence Cassez que, guardando las debidas proporciones y diferencias, sí ayuda a tener en consideración que se hagan valoraciones que estén dirigidas no a la reposición de los procedimientos, sino al otorgamiento de un amparo liso y llano".

Lamentó que cuando hay violaciones tan flagrantes a los derechos humanos como el caso de Alfonso Martín del Campo se otorguen amparos para efectos.

González Placencia, indicó que la CDHDF emitió una recomendación en la que le solicitó a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) realizar una investigación en torno a las afirmaciones de Alfonso de que en esa época fue torturado para inculparse.

Y al Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF) le recomendó que si el agraviado promovía el incidente de "reconocimiento de inocencia", tomara en consideración las observaciones realizadas en la recomendación 13/2002.

De igual forma, mencionó que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) solicitó la libertad inmediata de Alfonso, que fue detenido arbitrariamente el 30 de mayo de 1992, por policías judiciales de la ciudad de México, con el objeto de hacerle confesar el homicidio de su hermana Juana Patricia Martín del Campo y de su cuñado Gerardo Zamudio Aldaba.

Resaltó también la resolución de la Contraloría de la Procuraduría de Justicia capitalina, en la que se reconoció que efectivamente hubo abuso de autoridad por parte de uno de los agentes que llevó a cabo su detención.