El Comité Estatal de Protección Civil reportó que en el presente ciclo de estiaje, los incendios forestales han dañado cinco mil 911 hectáreas de terreno en la entidad, pero sólo 602 de ellas son consideradas como forestales.

En su informe semestral, la instancia detalló que a una semana de concluir el periodo de quemas agrícolas, se han reportado mil 143 incendios, la mayor parte de ellos registrados en la zona centro del estado y con afectación básicamente de maleza y zacate.

Estas estadísticas son "gracias a la respuesta favorable que han tenido los productores del campo, tramitando a tiempo los respectivos permisos para realizar quemas agrícolas, las brigadas municipales se han mantenido atentas y han dado respuesta oportuna a los conatos de incendio".

Se detalló que durante la semana que concluye, el Comité Estatal de Prevención y Combate de Incendios registró 58 siniestros que afectaron 202 hectáreas, de las cuales solamente 31 son forestales.

"A una semana de que concluya el periodo autorizado de quemas, con el cual se marca el inicio de las siembras ante la proximidad de las lluvias, las cifras condensadas arrojan que este año los incendios forestales disminuyeron gracias al esfuerzo coordinado de las instituciones, los ayuntamientos y los productores".

A su vez, pese a la presencia de lluvias en algunas regiones de Yucatán, la instancia pidió "no bajar la guardia y mantener las acciones de vigilancia en caminos, brechas y carreteras", además de que afirmó se mantienen los sobrevuelos "para detectar con prontitud cualquier contingencia".

Destacó la colaboración de los milperos "y la rápida respuesta de las brigadas contra incendios rurales, para atender los conatos provocados por quemas agrícolas".

La brigadas están compuestas por personal de la Secretaría de Desarrollo Rural, Unidad Estatal de Protección Civil, elementos de bomberos, de la Secretaría de Seguridad Pública, así como el personal de la Comisión Nacional Forestal.