La vicepresidenta de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, Aleida Alavez, pidió la intervención de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) para que determine las causas del conflicto laboral en la empresa automotriz Honda y sean reinstalados los trabajadores que han sido despedidos.

Demandó al delegado federal de la Secretaría del Trabajo, Jaime Zúñiga Hernández, sea imparcial en este asunto donde los empleados aseguran que fueron despedidos por haber demandado pago justo de utilidades y medidas de seguridad industrial.

La legisladora del Partido de la Revolución Democrática (PRD) agregó que los obreros de la transnacional expusieron que las graves faltas de seguridad en la planta Honda de El Salto, Jalisco, ya cobraron la vida del trabajador Armando Arana, el pasado 25 de marzo.

Explicó que de acuerdo con las denuncias, hasta el momento fueron despedidos 11 empleados, quienes participaron como miembros de una mesa negociadora u observadores de las pláticas que sostuvieron cuando la parte patronal se negaba a cubrir el total del reparto de utilidades.

En abril pasado tres mil 200 empleados de la empresa japonesa liderados por el Sindicato Independiente de Trabajadores Unidos de Honda de México (STUHM) se manifestaron en demanda del pago de utilidades y por faltas graves en materia de seguridad industrial, recordó.

Ello, porque los trabajadores estimaban un pago de 49 mil pesos cada uno por concepto de utilidades en 2011 y 67 mil pesos en 2012, agregó la diputada perredista.

Sin embargo, dijo, la empresa sólo ofrecía 300 pesos y un bono adicional por ocho mil 500 pesos, lo que desencadenó la inconformidad de los empleados.

Además se comprometió a no despedir a ningún trabajador, pagarles un bono por 17 mil pesos a cada uno; instalar una mesa tripartita para resolver las faltas graves de seguridad industrial y otros temas sindicales.

Refirió que el 7 de mayo de 2013 la compañía japonesa despidió a los cinco integrantes de la comisión negociadora y el 14 de mayo a otros seis trabajadores y no instaló la mesa de diálogo.

Los trabajadores manifestaron su temor de que la parte patronal despida a otros 50 empleados que estuvieron presentes en las negociaciones, señaló.

Por ello, la diputada presentó ante la Comisión Permanente un punto de acuerdo en el que exhorta a la STPS intervenir ante Honda de México, SA de CV para reinstalar a los trabajadores despedidos por las causas mencionadas y se instale la mesa de diálogo tripartita en materia de seguridad industrial.