Llega Lenny Kravitz a sus 49 años, comprometido con labor altruista

El cantante, compositor y productor estadunidense Lenny Kravitz, afamado por éxitos como "Are you gonna go my way" y "Can't get you off my mind", llega a sus 49 años de vida, inmerso en una campaña altruista auspiciada por Unicef.

Hace unos días el multi-instrumentalista grabó algunos anuncios con el fin de erradicar muertes infantiles prevenibles, al vacunarse a tiempo en contra de enfermedades letales.

Por otra parte, a principios de enero, se estrenó el documental "Looking back on love", centrado en la grabación de "Black and White America" y dos años de su vida. El filme, dirigido por el nominado al Grammy, Mathieu Bitton, sigue a Lenny por las Bahamas, New Orleans y París.

Leonard Albert Kravitz, su nombre real, considerado un icono contemporáneo de la música, cuyo sonido audaz, fresco y canalizador ha trascendido géneros, estilos, razas y clases, nació el 26 de mayo de 1964 en Nueva York, en el seno de una familia integrada por el productor de televisión Sy Kravitz y la actriz Roxie Rocker.

Desde niño mostró interés por la música y participó en el coro California Boys y en la Ópera Metropolitana, además de que por su casa desfilaron artistas como Duke Ellington, Ella Fitzgerald o Miles Davis, quienes influyeron en él al igual que Stevie Wonder, Led Zeppelin, Jimi Hendrix, Curtis Mayfield y Bob Marley.

Inspirado por todos ellos, Kravitz, alguna vez llamado Romeo Blue, encontró la mezcla adecuada con géneros que van desde el funk, soul, reggae, hard rock, la psicodelia y el folk, obviamente por sus raíces de color, haciendo de su música una buena probada de estilos para cualquier tipo de público.

Con apenas 15 años, Kravitz se independizó, aunque al parecer unos días vivió en un coche alquilado. Durante su adolescencia asistió al instituto de Beverly Hills, además de que aprendió a tocar de manera empírica el bajo, la guitarra, el piano y la batería.

Su debut profesional fue en 1989 con el disco "Let love rule", del que se extrajo el tema que da título al álbum y a su sencillo "Mr. cab driver", con el que entró al Top 100 de carteleras.

A lo largo de su carrera, el concepto musical de Lenny, basado en la experimentación, en la que sus composiciones y su habilidad en la producción han mejorado de manera continua, se ha consolidado, dado que desde el principio ha sido su propio productor y, por lo general, toca todos los instrumentos.

Su segundo álbum, "Mama said", mucho más cargado de ritmo y sentimiento que el anterior, llevó al cantante a colocarse en el segundo lugar de las listas de popularidad con "It ain't over 'till it's over".

En tanto que con "Are you gonna go way", su tercer álbum, lanzado en 1993, el artista firmó un disco más contundente que sus anteriores trabajos y llegó a cifras de venta increíbles. Este material marcó pautas a principios de los 90.

Sus producciones consagran a Kravitz como uno de los músicos más vanguardistas, al colocar éxitos en la radio como "Stand by my woman" y "Believe", entre otros.

"Can't get you off my mind" es considerado uno de los temas más sonados del cantante, el cual está incluido en su cuarto álbum "Circus" (1995), que de nueva cuenta lo coloca entre los músicos más prometedores.

Su quinto disco, muy propiamente llamado "5", editado a mediados de 1998, también arrojó éxitos como "I belong to you" y el renovado tema "American woman", que se colocó entre los favoritos de sus fans.

En este trabajo el artista mezcló los sonidos de antaño con nuevas tecnologías, como "sampler" y "loops", con lo que logró un producto lleno de ritmos diferentes con temas emotivos como "Little girl's eyes", que escribió como regalo de cumpleaños para su hija.

Con el reconocido tema "Fly away", Kravitz se mantuvo varios meses en los lugares de honor en diferentes países, además de que se convirtió en el primer afroamericano en ganar un Grammy en la categoría de rock. Este disco no sólo lo produjo él, sino que como en muchas ocasiones, toca la mayoría de los instrumentos.

En 2000 editó un recopilatorio de grandes éxitos, "Greatest hits", en el que reunió todas las características de la música que lo han llevado a ser uno de los artistas más aclamados del panorama mundial en la actualidad.

Durante ese mismo año contrajo matrimonio con la actriz Lisa Bonet, con quien procreó una hija; sin embargo, tiempo después se divorció.

En 2001 lanzó "Lenny", el sexto disco de estudio, mismo que se convirtió rápidamente en un éxito de ventas. Posteriormente comenzó una relación sentimental con la súper modelo brasileña Adriana Lima, la cual llegó a convertirse en compromiso matrimonial en 2003.

En 2004 Kravitz lanzó su álbum "Baptism", en el que mezcló los ritmos de soul y rock y del cual el artista compuso los 13 temas incluidos, además de que tocó la guitarra, el bajo y la batería.

Como músico y productor, Kravitz es poseedor de un talento innato, puede recrear como nadie el sonido y el sentir de innumerables grupos del pasado; su producción recuerda a importantes figuras internacionales como John Lennon, Jimi Hendrix y David Bowie hasta la Velvet Underground, Curtis Mayfield y Prince.

Lo que Kravitz no puede hacer es sintetizar estas influencias en un mismo estilo, cada canción tiene un sonido y parece grabada por un artista diferente, lo que le permite ser muy versátil e innovador.

El 7 de julio de 2007 formó parte del "Live earth", un macro concierto que se celebró durante 24 horas en ciudades de todos los continentes con la participación de 100 artistas, tales como Red Hot Chili Peppers, U2, Muse, Coldplay, Enrique Iglesias, Maná, Duran Duran, Bon Jovi, Korn, Keane y Black Eyed Peas.

El objetivo de dicho encuentro es promover la conciencia social y la reacción de la gente ante la grave problemática del cambio climático, y obtener beneficios para luchar en contra de ello.

En 2008 lanzó su octavo disco de estudio "It's time for a love revolution", después de tres años de no entrar a un estudio de grabación, desde el lanzamiento de "Baptism" (2004).

Como en sus anteriores trabajos, Lenny Kravitz escribió, compuso, produjo, arregló e interpretó cada una de las 14 canciones que componen "It's time for a love revolution", el cual fue grabado en diversos lugares del mundo, como Nueva York, Brasil, Miami, París y Bahamas.

En 2009 Kravitz debutó como actor con la película "Precious", un drama de gran carga emocional, en la que también intervienen Gabourey Sidibe, Mo'nique, Paula Patton y Mariah Carey.

Asimismo, lanzó la edición por el 20 aniversario de "Let love rule", remasterizada, en la que incluye material nuevo y con la que sus seguidores podrán recordar cómo inició esa voz.

En 2010 ofreció en Nueva Orleáns un concierto con fines altruistas, junto con otros artistas como John Legend, Ani DiFranco, Allen Toussaint y la banda de jazz del Preservation Hall, a beneficio de pescadores afectados por el derrame petrolero en el Golfo de México, tras la explosión de la plataforma Deepwater Horizon, ocurrida el 20 de abril de ese año.

Durante 2011 lanzó su noveno álbum de nombre "Black and white America", del que se desprendió el sencillo "Stand" y un año después participó en la película "Los juegos del hambre", en la que interpretó a "Cinna", un diseñador de modas que sirve al personaje principal.

Además, lanzó una edición de lujo del álbum "Mama said", el cual contará con 21 canciones extra del original, 15 de ellas grabaciones inéditas del archivo personal del cantante.

En 2012, lanzó una línea de zapatos que él diseñó. De acuerdo con el también productor, el calzado tipo alpargata está inspirado en la comodidad que siente al andar descalzo por su casa.