El anuncio del presidente chileno Sebastián Piñera de endurecer las sanciones a quienes insulten a los agentes policiales fue rechazado por varios sectores sociales, entre ellos los estudiantes, habituales protagonistas de marchas.

En entrevista con Notimex, el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech), Andrés Fielbaum, aseveró que una ley como la anunciada por el mandatario "es una amenaza" a la democracia y al derecho de expresión de los ciudadanos.

"El gobierno vuelve a poner el foco justamente donde no están los problemas. La gente se moviliza y manifiesta porque hay problemas graves en Chile y que el gobierno ha venido omitiendo", comentó el dirigente estudiantil.

En su mensaje al país que ofreció el martes, Piñera informó que presentará un proyecto de ley que "establece como un delito el insulto grave a un carabinero o policía en el cumplimiento de sus funciones".

Además anunció que se buscará "elevar las penas por el delito de maltrato de obra o que cause lesiones graves a los efectivos de las policías", en alusión a la militarizada Carabineros y a la civil Policía de Investigaciones (PDI).

Fielbaum dijo que, en particular, "en el tema de los insultos a Carabineros no hay ninguna garantía que no se aplique en forma totalmente arbitraria. La legislación se puede aplicar con total discrecionalidad".

"Sería una ley que se presta totalmente para abusos de poder, porque no hay ninguna forma de probar cuando alguien insulta o no, eso sucede, por ejemplo, en las detenciones que hace Carabineros en una marcha. Sólo el 1.0 por ciento tiene pruebas reales", apuntó.

El dirigente estudiantil añadió que "esto demuestra que Carabineros tiende en las manifestaciones a reprimir y a detener a cualquier persona, sin saber si estaban realmente haciendo algún tipo de desmán o no".

La policía militarizada de Carabineros "ha demostrado ya en muchas ocasiones cómo abusan de su poder. Por cierto que estas nuevas leyes serían peligrosísimas para cualquier persona que quiera manifestarse", advirtió Fielbaum.

Acotó, respecto a las medidas, a las cuales se agrega el anuncio presidencial que se seguirá invocando la legislación antiterrorista, que "todas esas acciones que se quieren castigar ya son tipificadas como delito por la ley y solamente se las quiere agravar".

"Son medidas peligrosas también para la democracia, porque cualquier democracia saludable requiere del derecho a manifestarse y más aún una democracia tan pequeña como la chilena", recalcó el dirigente.

La nueva legislación propondrá condenas de 60 días de cárcel por insulto grave a funcionarios de Carabineros, detallaron fuentes de gobierno.