Un total de 20 casas resultaron afectadas en la comunidad de San Vicente, en el municipio de Vanegas, ubicado al norte de la capital del estado, de las más afectadas por la sequía, luego de que una granizada azotara la zona.

El titular de la Dirección de Protección Civil en el estado, Gerardo Cabrera Olivo, indicó que la lluvia, acompañada con granizo, se registró durante la noche y tuvo una duración de varias horas, lo que generó que los afectados, tuvieran que abandonar sus hogares.

Refirió que el agua alcanzó una altura de aproximadamente 60 centímetros y aseguró que no se trató de una inundación, pues no quedó estancada, aunque estropeó las pertenencias de los habitantes de la comunidad.

"Aunque se registraron daños, el agua como llegó se fue, en cuanto detectamos la situación, acudimos al lugar a prestar la atención que requiriera la población, de inicio ya entregamos despensas, cobijas y colchonetas a los afectados, veremos en que más podemos ayudarlos" dijo Cabrera Olivo.

Trascendió que además de las afectaciones a las casas, también se perdieron animales como: gallinas, cabras e incluso caballos, que sirven para la alimentación de los pobladores, los cuales fueron arrastrados por la corriente.

El funcionario estatal indicó que ya han comenzado a registrarse en las zonas más afectadas por la sequía, que si bien es poca el agua que está cayendo, no deja de ser importante, ya que en algunas zonas tenían años sin que se tuvieran precipitaciones pluviales.