Los acuerdos surgidos en la VII Cumbre de la Alianza del Pacífico garantizan la senda del desarrollo de los países miembros y de los futuros asociados, aseguró el ministro de Comercio Exterior de Colombia, Sergio Díaz Granados.

El funcionario dijo a periodistas que la reducción a cero arancel del 90 por ciento del comercio y los servicios en las naciones de la Alianza, que debe entrar en vigencia a más tardar el 30 de junio próximo, es un "paso trascendental" dado por el bloque.

México, Chile, Perú y Colombia acordaron el jueves, en la cumbre realizada en la suroccidental ciudad colombiana de Cali, que el 10 por ciento restante del intercambio lo irán definiendo los gobiernos.

Díaz Granados también celebró el cierre de la negociación del capítulo de Facilitación del Comercio y Cooperación Aduanera, el cual facilitará el movimiento de bienes entre los cuatro países miembros del mecanismo.

También consideró positivo el intercambio de información entre aduanas de los cuatro países para prevenir, investigar y sancionar las operaciones contrarias a la legislación aduanera en los miembros de la Alianza del Pacífico.

El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, destacó por su parte, en el marco de la Cumbre, el compromiso que hicieron los mandatarios de llevar este bloque a reducir los niveles de pobreza de la región.

A juicio de Moreno, esta asociación es la octava economía del mundo y representa un 42 por ciento del total de las inversiones extranjeras directas en América Latina.

Otro de los puntos importantes que se analizó en la VII Cumbre de la Alianza del Pacífico fue la revisión de los temas de servicios y capitales y el compromiso de avanzar en asuntos de inversión, comercio transfronterizo de servicios y servicios profesionales.