La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) inspeccionó esta madrugada dos centros de diversión nocturna denominados Barecito y Sens, ubicados en la zona de Santa Fe.

La acción estuvo encabezada por el titular de la dependencia, Rodolfo Ríos Garza, quien señaló que estas visitas a centros de entretenimiento constituyen un esfuerzo para prevenir cualquier delito y garantiza la seguridad de los jóvenes.

Destacó la participación del Instituto de Verificación Administrativa (Invea) de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT) y de la Secretaría de Finanzas y de Seguridad Pública del Distrito Federal.

Señaló que en los dos centros de entretenimiento que se visitaron el Invea verificó que contaran con el uso de suelo correspondiente y por su parte, la PAOT detectó que los decibeles en esos sitios estaban arriba de lo permitido por la norma del medio ambiente.

Respecto a la intervención de la PGJDF, señaló que no se encontró la estancia de menores de edad, ni la venta de drogas y por lo que hace a la Unidad de Inteligencia Financiera se verificó la legal procedencia de las botellas que se ofrecen, cotejándolas con las facturas correspondientes.

Ríos Garza precisó que la intervención de la Cofepris consistió en revisar los riesgos sanitarios y en ambos lugares el resultado fue sin novedad en cuanto a la higiene y tabaco.

Comentó además que esta madrugada se realizó una inspección ministerial en el bar Black, ubicado en la colonia Condesa, donde presuntamente fue golpeado un hombre que apareció sin vida la mañana del viernes junto a un árbol.

Hasta el momento se desconocen los resultados de la dirigencia, pero el objetivo es esclarecer la muerte de Horacio Vite Ángel, de 35 años de edad.