Como parte de su gira "Juntos para transformar", el connotado pianista chino Lang Lang deleitó anoche al público que abarrotó, casi en su totalidad, el Centro Cultural Roberto Cantoral para atestiguar el virtuosismo del llamado "genio del piano".

Horas antes del concierto, las calles aledañas al recinto comenzaron a congestionarse por la larga fila de vehículos que buscaban donde estacionarse. En el lobby, los asistentes lucían ansiosos por escuchar a quien es considerado, por la revista Times, una de las 100 personas más influyentes del mundo.

Mientras que en la sala del concierto se observaban ya a destacadas personalidades de la escena cultural y política de México, entre ellos Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta); Gustavo Madero, presidente nacional del Partido Acción Nacional (PAN), y Javier Lozano Alarcón, Senador y Vocero de la coalición "Puebla Unida".

La espera no fue mucha. Al filo de las 21:00 horas apareció sobre el escenario el carismático Lang Lang, quien incluyó en su presentación obras de Wolfgang Amadeus Mozart (1759-1791), Frédéric Chopin (1810-1849), Sergei Rachmaninoff (1873-1943) y Franz Liszt (1811-1886).

El programa estuvo integrado por "Sonata para piano No. 5 en Sol Mayor", de Mozart; "Nocturno en Mi bemol Mayor Opus 9-2" y "Vals en Re bemol Mayor Opus 64-1", de Chopin; "Preludio en Re Mayor Opus 23-4", de Rachmaninoff, y "Consolación No. 3", de Liszt.

Lang, quien cumplirá en junio próximo 31 años, impresionó al auditorio por su destacada ejecución y su gran personalidad.

Antes de concluir su presentación, Lang Lang invitó a un grupo de niños, a fin de que interpretarán junto con él una pieza especialmente compuesta para la noche. El publicó mexicano reconoció y despidió al virtuoso pianista chino con nutridas ovaciones.

Lang Lang nació en Shenyang, China, en 1982. Estudió piano desde los tres años, y su primera presentación la realizó a los cinco años.

A los 13 años ganó el Concurso Internacional de Jóvenes Músicos de Tchaikovski y, un año después, fue solista de la Sinfónica Nacional de China.

Posteriormente viajó a Estados Unidos, donde continuó sus estudios en el Instituto Curtís de Filadelfia. En 1999 cautivó al público en el Festival de Ravinia en Chicago.

A lo largo de su fructífera trayectoria, Lang Lang ha pisado importantes escenarios del mundo, entre ellos el Carnegie Hall de Nueva York y el Royal Albert Hall, en el Reino Unido.