Presentan espectáculo "Asombro extremo" en el Metropólitan

Música, actuación y efectos multimedia se conjugaron anoche en "Asombro extremo", donde los argentinos Amador y Juliano demostraron que la magia es solo una pequeña parte del espectáculo que presentaron por primera vez en México, en el marco del 70 aniversario del Teatro Metropólitan.

Los encargados de dar la bienvenida al público que se dio cita en el foro capitalino, con la esperanza de ser sorprendido con novedosos trucos de magia; fueron los músicos de Luna Violeta, agrupación mexicana de electro-pop integrada por Malú Hernández (Voz) Augusto Chirinos (Syntes) y Sergio Ríos (Batería Electronica/Secuencias).

Después, un trío de acróbatas deslizándose en lienzos de tela roja que colgaban del escenario, para dar la bienvenida a Amador y Juliano, dos jóvenes que se unieron en Argentina para crear "Asombro extremo", un espectáculo que han llevado a países como Argentina, Chile, Perú, Bolivia, Panamá y Estados Unidos.

Ya en el escenario, la dupla utilizó diversas herramientas para hacer su magia, desde un simple hilo de coser, hasta varitas fluorescentes; sin faltar los trucos con cartas de baraja, el escape de un baúl con candado o de una camisa de fuerza y la teletransportación de uno de los magos del foro a Argentina.

Los efectos multimedia tomaron un papel relevante en la presentación, que con algunas fallas técnicas, favorecieron a que Amador y Juliano ofrecieran al público lo que ellos mismos denominaron como "el ilusionismo del futuro".

Por su trabajo como ilusionistas, Amador y Juliano recibieron esta noche el afamado Merlin Magic Award, considerado el máximo reconocimiento al que puede aspirar un mago o ilusionista y que ha sido entregado a figuras de la talla de David Copperfield y Criss Angel.