Critica Partido del Té respuesta de Obama a escándalo del ISR

El movimiento Patriotas del Partido del Té criticó hoy la respuesta del gobierno de Estados Unidos al escándalo del presunto hostigamiento del Servicio Interno de Rentas (IRS) contra grupos conservadores que buscaban exención de impuestos.

Un día después de que la jefa de la división del IRS envuelta en el escándalo, Lois Lerner, fue suspendida tras negarse a testificar en el Congreso, el conservador grupo Patriotas del Partido del Té condenó la "tibia" reacción del gobierno de Barack Obama.

"El gobierno no puede simplemente enterrar este escándalo al dar a sus empleados suspensión con goce de sueldo o crear la ilusión de renuncias para un empleado que ya tenía planeado dimitir", señaló Jenny Beth Martin, co-fundadora de la agrupación.

Agregó que todos los funcionarios responsables deberían ser castigados y no se les debería permitir continuar trabajando para el gobierno, pues pueden usar sus cargos como una "arma política".

Lerner, quien encabezaba la oficina de organizaciones exentas de impuestos, fue colocada el jueves en licencia administrativa, en medio de presiones de los republicanos para castigar a los responsables.

El miércoles la ahora ex funcionaria declinó responder a las preguntas del presidente del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, el republicano Darrell Issa.

"No he hecho nada malo. No he roto ninguna ley. No he violado las reglas o las regulaciones del IRS. No he dado información falsa a este o a ningún otro comité legislativo", dijo Lerner en un breve testimonio inicial ante el panel.

La atropellada comparecencia de Lerner y su salida administrativa siguen a las revelaciones de que empleados de la oficina del IRS en Cincinnati aplicaron criterios de impuestos más duros contra grupos conservadores que buscaban ser exentos de impuestos.

La mayoría de organizaciones singularizadas pertenecen al derechista Partido del Té, uno de los más vocales críticos del presidente Obama.