Relatan cómo eligieron a indígena que participó en película premiada

Originario de uno de los municipios más pobres del país, pero heredero de una gran riqueza cultural, Rodolfo Domínguez fue electo como el coprotagonista de la película "La Jaula de oro", galardonada con el premio "Guillo Pontecorvo", en el Festival de Cannes, Francia.

Enrique Pérez López recuerda que el director de cinta, Diego Quemada Diez, le pidió que como director del Centro Estatal de Lenguas, Arte y Literatura Indígena, lo apoyara con el "casting".

Ello, para encontrar al indígena que personificara a los miles de jóvenes que como él que abordan "la Bestia" en búsqueda del sueño americano y que en ésta cinta son tres, de distintos orígenes, los que corren la aventura.

"Fueron como tres mil indígenas, procedentes de las etnias chol, tzotzil, tzeltal y tojolabal, los que hicieron la prueba para buscar al elegido", dice.

Agrega que Rodolfo Domínguez, originario de uno de los municipios más pobres de los altos de Chiapas, Chalchihuitán, fue escogido no solamente porque posee esa mirada transparente de los indígenas, sino que aún posee la capacidad de asombrarse ante lo desconocido.

"Él me dijo cuando terminó de grabar que ahora se daba cuenta de que las películas son historias nada más, que hay quienes actúan y desempeñan un papel, pero es pura actuación", recuerda Pérez López.

Explica además cómo Rodolfo es heredero de esa cosmovisión de los indígenas de asombrarse ante aquello que no forma parte de su cultura, de pensar que hay mucho de magia detrás de esas cosas que parecen fantásticas.

Recuerda también que esa cosmovisión de los indígenas fue un elemento esencial para la elección de Rodolfo, que fue capaz de mostrar un verdadero compañerismo y sentido de solidaridad durante las escenas que se grabaron a bordo de "la Bestia", las cuales requerían que se mostrara el compartimiento de los migrantes para afrontar los sufrimientos del viaje.

"Para nosotros los indígenas (Enrique es originario de Chenalhó, municipio vecino de Chalchihuitán), el triunfo de la película es importante porque muestra que también somos capaces de desarrollar otras actividades, como la actuación", recalca.

Y también refiere que él preside una institución que se dedica al fomento de las lenguas originarias y la literatura indígena.

Al referirse a los orígenes de Rodolfo, recuerda que los papás del nuevo actor se dedican a la agricultura, pero lo más sobresaliente es que el padre es un músico tradicional.

"Es un oficio muy bello el ser musiquero, porque implica tener mucha sensibilidad, pero además conocer mucho del sentimiento de los indígenas", subraya, al considerar que ese es un elemento para que ahora Rodolfo pueda desarrollarse como actor.

Detalla que cada cultura tiene este personaje "el musiquero" y son generalmente adultos que se han empapado de la cultura originaria de su pueblo y lo mismo tocan en una fiesta patronal que en un velorio porque saben interpretar con su música el sentimiento que en esos momentos vive el que la escucha.

"Yo espero que Rodolfo tenga un gran desarrollo, que este triunfo, del que nos sentimos orgullosos, le abra otros caminos y abra también otras posibilidades a muchos jóvenes indígenas que ante la falta de oportunidades, tienen que emprender ese penoso viaje", concluye.