Reitera GDF medidas ante eventual caída de ceniza

Diversas dependencias locales, ante los recientes comportamientos del volcán Popocatépetl, reiteraron a la población la necesidad de adoptar diversas medidas preventivas ante una eventual caída de ceniza volcánica.

El secretario de Protección Civil local, Fausto Lugo, informó que se repartirá un tríptico, que se puede consultar en el sitio en Internet de la dependencia, en donde se detallan las medidas de protección que se deben adoptar tanto para las personas y animales como para los bienes materiales.

Destacó que entre las principales acciones se encuentran la de mantenerse en interiores durante la caída de ceniza y, si fuera necesario salir al exterior, hacerlo con ojos, boca y nariz cubiertos, con mascarillas y con gafas u otros objetos.

Asimismo destacó que es necesario mantener cubiertos los depósitos de agua y evitar exponer a los animales de corral y mascotas a la intemperie ante la caída de ceniza, además de que es recomendable proteger los vehículos y no dejar alimentos al exterior.

A su vez, el director de Vigilancia e Investigación Epidemiológica en la Secretaría de Salud local, Víctor Ramos, destacó que se tienen listas 750 brigadas médicas, medio millón de cubrebocas, abasto de medicamento suficiente en hospitales y se llevan a cabo programas de vigilancia epidemiológica y sanitaria.

En conferencia de prensa realizada en el patio del Antiguo Palacio del Ayuntamiento, el director de Servicios Urbanos de la Secretaría de Obras y Servicios, Rodrigo Atilano, recomendó a la población barrer la ceniza que caiga, juntarla y entregarla a los servicios de limpia de la ciudad, quienes la enviarán para su procesamiento.

Por su parte el jefe delegacional en Milpa Alta, Víctor Hugo Monterola Ríos, destacó que ya se tienen instalados seis albergues que podrían brindar servicios de auxilio a la población del Estado de México y de Morelos en caso de ser necesario.

Asimismo el titular del DIF-DF, Gamaliel Martínez, agregó que están habilitados cinco centros del organismo para funcionar como albergues, sobre todo en las delegaciones de Tláhuac, Milpa Alta e Iztapalapa, que tienen una capacidad inicial de mil personas pero podría llegar a ampliarse hasta tres mil.

Fausto Lugo enfatizó que esos albergues funcionarían únicamente en caso de que lo requiera la población de las mencionadas entidades, así como de Puebla.

Agregó que los protocolos del operativo Popocatépetl se activan a partir de una caída de 10 milímetros de ceniza, antes de eso continúan los trabajos normales y permanentes que se realizan con las diversas delegaciones políticas.