Recibirá Teatro Benito Juárez dos propuestas de teatro y una de danza

Las producciones "Umbo", "Fractales" y "Azul... como una ojera de mujer", dos propuestas de teatro y una de danza, dirigidas a distintos públicos, respectivamente, estarán en temporada a partir del mes de junio en el Teatro Benito Juárez.

En conferencia de prensa realizada en el recinto escénico que albergará las propuestas, Adrián Hernández y José Agüero informaron que presentarán la puesta en escena "Umbo", que dirigen junto con Inés López para niños de entre seis meses y tres años, del 1 al 30 de junio.

"El proyecto, que se estrenó el año pasado, surgió por la preocupación de ofrecer algo para este sector, porque vimos que este público estaba un poco descuidado y olvidado en el teatro, y a partir de esa inquietud, decidimos trabajar para ellos", aseguró Hernández.

Agregó que de esta preocupación surgió la obra teatral, que está creada a partir de sonidos, silencios, lenguaje corporal y de elementos que tienen que ver con la luz, con una duración de 30 minutos.

"Es una pieza que sucede de manera distinta en cada función, pues depende mucho del público que asista, pues trabajamos muy cerca de ellos e interactuando, por ello cada presentación es diferente", aclaró el actor.

Otra de las obras que estarán en temporada será "Fractales", de Alejandro Ricaño, texto ganador del Premio Nacional de Dramaturgia "Víctor Hugo Rascón Banda" 2011, bajo la dirección de Adrián Vázquez. Esta obra ofrecerá funciones del 4 de junio al 10 de julio.

La pieza teatral, un montaje de las compañías Los Tristes Tigres y Los Guggenheim, presenta la más inocente narración de una actriz, pequeñita, insignificante, que no logra sobrevivir a los castings, al amor, al pasado.

Ana es una extra que sueña con aparecer en una película de Alejandro González Iñárritu, pero su corazón está bloqueado y es incapaz de expresar una emoción en los castings.

El texto de Ricaño propone una construcción parecida a la de un fractal, una figura geométrica que repite su forma hasta el infinito. Así, a lo largo de la trama, muestra a una joven actriz que no puede interpretar ningún papel porque está incapacitada para sentir, lo que le impide tener relaciones duraderas, actuar o lo que es lo mismo, crear.

Dentro de esta oferta cultural se presentará, del 7 al 30 de junio, la pieza "Azul... como una ojera de mujer", la más reciente coreografía de Cecilia Lugo, directora y coreógrafa principal de Contempodanza.

La coreografía está inspirada en la canción homónima del músico poeta Agustín Lara. Se trata de una mirada a lo femenino, que observa desde diferentes ángulos el deseo, además de ser una reminiscencia de la infancia y juventud de Lugo, cuando en el calor del hogar conoció los filmes de rumberas.

La obra está compuesta por los cuadros coreográficos: "Delirio" (La pérdida), una historia de una pasión desbordada; "Ensayo de una pasión" (El erotismo), discurso acerca del amor y el desamor, y "Azul... como una ojera de mujer" (La seducción), pieza que por medio de un juego amoroso y el glamour de una época pasada, ubica al público en una atmósfera de nostalgia con la música del México de los años 50.