Diputados de BC retoman acuerdo para proteger a etnias nativas

La XXI Legislatura local retomó la propuesta de priorizar la atención hacia las comunidades indígenas nativas de Baja California donde radican alrededor de 55 mil indígenas, dos mil de ellas nativas de la entidad.

El Congreso local aprobó un exhorto para retomar un acuerdo emitido por la anterior Legislatura, pero que no se ejecutó, con el propósito de priorizar la atención hacia las comunidades indígenas nativas de Baja California.

La propuesta fue presentada por el diputado Marco Antonio Novelo Osuna, pero respaldada, a través de su voto, por la totalidad del pleno Legislativo, durante la sesión ordinaria celebrada este jueves y retoma la propuesta de la Legislatura anterior que por la finalización de su trienio dejó inconclusa.

El inicialista mencionó que de acuerdo con investigadores de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y de Conaculta, se estima que de los 55 mil indígenas, 89 por ciento está asentada en el municipio de Ensenada, en el Valle de San Quintín.

El resto se ubica en Vicente Guerrero, San Vicente, Chapultepec, Maneadero, El Zorrillo, Colonia 89 y Valle de Guadalupe.

Añadió que en Tijuana se encuentran asentados cerca de 19 mil habitantes indígenas migrantes, concentrados en doce asentamientos de la zona urbana que se ubican en la periferia de la ciudad.

Anotó que son núcleos marginales que han crecido a la sombra del flujo migratorio, con casas construidas a base de materiales de segunda mano y carentes de servicios públicos.

Recordó que la XX legislatura aprobó en junio de 2013 un acuerdo para llevar a cabo un diagnóstico que arrojara información puntual de la población indígena en la entidad, así como las prioridades y condiciones de marginación en las que se encuentra.

Sin embargo, la conclusión de la XX Legislatura impidió que se le diera el seguimiento correspondiente.