Cumplen extradición de ex presidente Portillo a EUA

El ex presidente de Guatemala, Alfonso Portillo, fue extraditado hoy a Estados Unidos para ser sometido a la justicia de ese país acusado del delito de conspirar para lavar dinero.

Portillo fue trasladado a bordo de una avioneta del gobierno de Estados Unidos que despegó a las 10:37 horas locales (16:37 GMT) de la pista de la Fuerza Aérea Guatemalteca (FAG).

"Estoy bien, vamos a volver, hasta pronto mi Guatemala", declaró el ex mandatario ante un tumulto formado por una gran cantidad de autoridades, policías, abogados defensores y periodistas que lo rodearon a su ingreso a las instalaciones de la FAG.

El ex gobernante, quien vestía una playera deportiva color rosa y una chamarra informal, apareció con rostro adusto que reflejaba un gesto de consternación en su breve camino desde las oficinas de la FAG a la avioneta del gobierno estadunidense que lo esperaba en la pista.

Agentes estadunidenses vestidos de civil lo esperaban en la escalerilla de la avioneta, en la cual viajaron al menos unos seis elementos de seguridad de ese país.

Portillo, quien gobernó Guatemala de 2000 al 2004, es reclamado por una Corte de Nueva York para juzgarlo por el delito de conspiración para lavar dinero por unos 70 millones de dólares.

Según la Corte de Nueva York, que pidió la extradición, Portillo es responsable del delito de conspiración para lavado de dinero, al utilizar bancos estadunidenses para transferir fondos del gobierno guatemalteco a cuentas personales.

Luego que la Corte Suprema de Justicia de Guatemala autorizó la extradición para este día, el político fue trasladado desde el hospital militar a la sede de la FAG, una base militar ubicada en la zona 13, en el sur de la ciudad.

El ex presidente guatemalteco viajó desde el nosocomio en una ambulancia, en medio de una nutrida caravana de patrullas de la Policía Nacional Civil que necesitó menos de 20 minutos para cumplir el trayecto de la zona uno a la zona 13 de la capital.

La fiscalía general, Claudia Paz, dijo a periodistas que se entregó al ex mandatario al gobierno estadunidense debido a que se cumplieron todos los pasos en la justicia guatemalteca y no quedaban "acciones legales pendientes", por lo que se procedió a su extradición.

El ministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla, afirmó que al gobierno de turno sólo correspondió "concluir todo un proceso" que se llevó en las instancias penales y de justicia de Guatemala.

La dependencia "trasladó la custodia del ex mandatario Portillo a la Cancillería, que verificó el cumplimiento de los procedimientos legales y entonces lo entregó al gobierno de Estados Unidos con base en un tratado de extradición vigente", dijo el funcionario.

Explicó que el Ministerio del Interior, a cargo del Sistema Penitenciario, cumplió el "procedimiento administrativo de trasladar la custodia" de Portillo a las autoridades de Relaciones Exteriores, luego que la justicia autorizó su extradición este viernes.

El abogado defensor, Mauricio Barreondo, dijo a periodistas que el proceso fue viciado y sostuvo que la extradición es ilegal, pues aún están pendientes al menos tres amparos interpuestos, con lo que se pretendía revertir el fallo de extradición.

Denunció que las autoridades de Gobernación no permitieron que Portillo hablara con sus abogados ni que se reuniera con su médico personal durante la "diligencia ilegal" del traslado del hospital militar a la FAG para su extradición.