Retrasa BCE hasta junio medida para contener bajada de inflación

El Banco Central Europeo (BCE) decidió hoy esperar hasta junio para tomar medidas y contener la bajada de la inflación en la zona del euro, que llegó en abril a su nivel más bajo en cuatro años.

"No estamos satisfechos con el camino previsto para la inflación, y por lo tanto hay un consenso en no resignarnos ante esto y no aceptarlo como un hecho ineludible", dijo en rueda de prensa el presidente de la institución, Mario Draghi.

"Esto nos lleva a un consenso para actuar, pero después de ver las proyecciones (económicas para los 28) que se publicarán a principios de junio", añadió, luego de una reunión del consejo de gobierno del BCE.

Según Draghi, el consejo de gobierno del BCE "es unánime en su decisión de utilizar también instrumentos no convencionales dentro de su mandato para enfrentar efectivamente el riesgo de un periodo muy prolongado de baja inflación".

Por el momento, la institución decidió mantener su tasa referencial en 0.25 por ciento por considerar que la inflación interanual de 0.7 por ciento registrada en abril en la zona del euro no pone en riesgo la recuperación económica.

Este es el sexto mes consecutivo que el tipo de interés permanece en el mínimo histórico.

El BCE también mantuvo la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a los bancos durante un día, en 0.75 por ciento, y la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, en cero por ciento.