> Implican en espionaje a jefe de campaña opositora en Colombia

Implican en espionaje a jefe de campaña opositora en Colombia

El director general de la campaña presidencial del movimiento opositor colombiano Centro Democrático, Luis Alfonso Hoyos, está implicado en un caso de ciberpiratería en contra del presidente Juan Manuel Santos, informó hoy la cadena RCN.

La cadena precisó que Hoyos hizo una visita reciente a Noticias RCN Televisión junto con el pirata informático Andrés Fernando Sepúlveda, para ofrecer información de "inteligencia" en contra el mandatario.

Sepúlveda, responsable de redes sociales y seguridad informática de la campaña del Centro Democrático, fue acusado de rastrear comunicaciones electrónicas de funcionarios, de jefes de la guerrilla y de corresponsales en Cuba que cubren los diálogos de paz.

Según RCN, el asesor de campaña del candidato presidencial Óscar Iván Zuluaga acudió con Sepúlveda, lo presentó con un "alias de inteligencia" y ofreció informes contra el presidente y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que mantienen un diálogo.

Aseguró que "Hoyos y Sepúlveda estuvieron en Noticias RCN el pasado 8 de abril. Noticias RCN verificó con su editor judicial, Juan Carlos Giraldo, la información ofrecida por Hoyos y Sepúlveda, y estableció que no era real y por lo tanto no la publicó".

Hoyos, quien fue alto funcionario en el gobierno de Álvaro Uribe Vélez (2002-2010), admitió a periodistas locales la visita a Noticias RCN, pero aseguró que no sabía de las actividades ilegales de Sepúlveda.

El martes, agentes de la Fiscalía de Colombia allanaron un centro clandestino de espionaje electrónico que era dirigido por Sepúlveda.

El pirata cibernético permanece en prisión en las instalaciones de la Fiscalía General, en el occidente de Bogotá, mientras avanzan las investigaciones judiciales.

Sepúlveda debe responder por los delitos de violación ilícita de comunicaciones, uso de software malicioso, interceptaciones de datos informáticos y espionaje, por los que podría recibir una condena de 18 años de prisión.