Buscan las FARC contactos con EUA para abordar extradición de jefes

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han buscado canales de comunicación con Estados Unidos para dialogar sobre una eventual extradición de sus jefes si se firma la paz, informó hoy el diario El Espectador.

El periódico colombiano sostuvo en su edición digital que emisarios de las FARC han buscado "canales informales a través de terceros que tienen contacto con la Embajada de Estados Unidos con el fin de ponerle dos temas sobre la mesa".

Ellos son "el escenario de la extradición si es que se firma la paz y la posibilidad de que el condenado (y extraditado) comandante de las FARC Ricardo Palmera Pineda, alias 'Simón Trinidad', pueda participar de las conversaciones en Cuba", apuntó.

Agregó que las fuentes consultadas por el diario sostienen que estos contactos "han sido esporádicos y muy básicos, y que las razones que van y vienen buscan en esencia tomarle la temperatura a Estados Unidos con respecto al proceso".

El gobierno del presidente colombiano Juan Manuel Santos y las FARC buscan desde 2012 en La Habana (Cuba) una salida a 50 años de conflicto armado interno, con Cuba y Noruega como garantes y Venezuela y Chile como acompañantes.

Aunque el tema de la extradición no está incluido en la agenda en discusión, existe preocupación en la delegación insurgente sobre lo que pueda pasar con los jefes rebeldes que están pedidos por la justicia de Estados Unidos.

El periódico recordó que en este momento "52 jefes guerrilleros tienen cuentas pendientes con cortes estadunidenses por narcotráfico y el secuestro de tres contratistas norteamericanos que duraron en cautiverio 65 meses".

"Sea lo que sea que termine por convenirse, el destino de esos 52 comandantes del Secretariado y el Estado Mayor (de las FARC) definirá la suerte de los casi ocho mil hombres que tiene la guerrilla", enfatizó la publicación.

Según el diario, los contactos para abrir canales con Estados Unidos comenzaron a darse casi paralelamente a la instalación de la mesa de diálogos en La Habana en noviembre pasado ante el "miedo" de ellos a la extradición.