Prohibe UE uso de plaguicidas dañinos para abejas

La Unión Europea (UE) prohibirá a partir del próximo 1 de diciembre el uso de tres plaguicidas considerados dañinos para las abejas, en un esfuerzo por detener la rápida disminución de esa población en los países de la mancomunidad.

La medida será revisada cuando se disponga de nuevos datos o en un plazo máximo de dos años, con el objetivo de reflejar los avances científicos y técnicos que se vayan produciendo.

Los insecticidas clotianidina, imidacloprid y tiametoxam pertenecen a la familia de los neonicotinoides y son empleados en el tratamiento de plantas y cereales atractivos para abejas y demás polinizadores.

El riesgo que las tres sustancia suponen para la salud de las abejas ha sido comprobado por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, que ha señalado el importante rol de las abejas en los ecosistemas.

"Las abejas desempeñan dos papeles importantes, como productoras de miel, pero sobre todo como polinizadoras", indicó el comisario europeo de Salud y Política de Consumidores, Tonio Borg.

"Cerca del 80 por ciento de la polinización es obra de las abejas, un proceso natural que no entraña coste alguno", destacó.

La Comisión Europea (CE) adoptó en 2010 una estrategia para proteger a esos insectos que incluye la designación de un laboratorio de referencia para la salud de las abejas.

Además de una mayor cofinanciación de la UE en los planes nacionales de apicultura, en los programas de investigación y de estudios de vigilancia en 17 países de la mancomunidad.