Sigue sin haber mayorías claras para las elecciones en Alemania

A cinco meses de las elecciones generales en Alemania sigue sin haber una mayoría clara entre los votantes: si los comicios tuvieran lugar este domingo, ni la alianza democrata cristiana-liberal ni la socialdemócrata-verde obtendrían resultados que les permitieran gobernar.

Así lo mostró hoy el sondeo de opinión electoral de la ARD, la televisión de derecho público en Alemania, que lleva el nombre de Tendencia Alemana. Ese sondeo cuenta con gran credibilidad y es elaborado con bases estadísticas minuciosas.

La falta de mayoría mantiene la posibilidad de que se tenga que establecer una Gran Coalición entre los partidos de derecha y los de izquierda, una constelación complicada porque los dos bandos podrían tratar de anularse para mostrar perfil y ganar en las próximas elecciones.

La Unión Demócrata Cristiana que encabeza Angela Merkel, y su partido hermano la Unión Socialcristiana de Bavaria, alcanzan en conjunto el 41 por ciento de la intención de voto.

El Partido Socialdemócrata reunió el 27 por ciento mientras que los Verdes, que son su opción para formar coalición de gobierno, recolectaron el 14 por ciento. Eso da un total de 41 por ciento, es decir, lo mismo que lograrían los partidos que actualmente están en el gobierno.

El Partido Liberal, que cogobierna Alemania actualmente junto con la Unión Demócrata Cristiana y la Unión Socialcristiana, no alcanzaría a reunir el mínimo para entrar en el Parlamento con fracción legislativa, porque los votantes solo le otorgan el 4 por ciento. Se necesita un mínimo de 5 por ciento de las papeletas.

El Partido La Izquierda recibió el 6 por ciento de la intención de voto, de forma que continuaría presente en el Bundestag. Sin embargo no tiene oportunidades de coaligarse con el Partido Socialdemócrata y los Verdes debido a que se lo considera como el sucesor del partido que gobernó con mano de hierro la ex-República Democrática de Alemania durante décadas.

Los partidos de nueva aparición, Alternativa por la Democracia y el de los Piratas, solo consiguieron el 2 por ciento de la intención de voto cada uno.