Reivindica Boko Haram secuestro de más de 200 niñas en Nigeria

El grupo islámico Boko Haram reivindicó hoy el secuestro de más de 200 niñas de una escuela del noreste de Nigeria ocurrido hace tres semanas y amenazó con venderlas como esclavas u obligarlas a casarse por la fuerza.

El líder de Boko Haram, Abubakar Shekau, aseguró que en el asalto del pasado 14 de abril en la escuela de Chibok, en el noreste de Nigeria, secuestraron a 276 niñas, de las cuales 53 escaparon y 223 permanecen en cautiverio, según reportes del diario nigeriano The Punch.

"Yo he secuestrado a sus niñas. Hay un mercado para venderlas como esclavas. Alá me dice que debo venderlas. Él me ordena venderlas. Venderé a las mujeres", amenazó Skekau en un video obtenido por una agencia de prensa internacional.

En el video, en el que aparece vestido con un uniforme militar y de pie frente a un vehículo blindado, el líder de Boko Haram dijo que "la educación occidental debe cesar y las niñas deben abandonar la escuela y casarse".

El grupo Boko Haram, cuyo nombre significa en lengua local "la educación no islámica es pecado", lucha por instaurar la ley islámica (sharia) en el norte de Nigeria, de mayoría musulmana, mientras que el sur del país es predominantemente cristiano.

El pasado 14 de abril, presuntos miembros de Boko Haram atacaron una escuela secundaria de Chibok, en el estado de Borno, noreste de Nigeria, de donde secuestraron a unas 276 alumnas y las obligaron a subir en camiones para luego desparecer en la selva fronteriza con Camerún.

La milicia islámica admitió su responsabilidad en el secuestro de las niñas, un día después de que el presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, reconoció que su gobierno desconocía el paradero de las escolares raptadas.

Desde que las adolescentes fueron secuestradas, varias manifestaciones se han llevado a cabo en Nigeria, donde madres, intelectuales y ciudadanos han exigido una respuesta más contundente por parte del gobierno.

Este lunes, la policía detuvo en Abuya, la capital de Nigeria, a una de las líderes de las protestas de los padres, Naomi Mutah Nyadar, por orden de la esposa del presidente nigeriano, según activistas.

"Creemos que hay una conexión con las protestas que ella lidera", dijo su abogado tras confirmar el arresto de Mutah, representante de la comunidad Chibok, donde fueron secuestradas las niñas.

El fin de semana surgieron rumores sobre abusos por parte de los secuestradores, ya que una de las niñas que logró escapar ha relatado que algunas sufrían hasta 15 violaciones al día y que ella misma había sido entregada como esposa a uno de los líderes de la secta.