Abren los Boy Scouts sus filas a niños y jóvenes homosexuales

La organización juvenil de los "Boy Scouts of América" (BSA), aprobó hoy la incorporación a sus filas de jóvenes y niños de tendencia homosexual.

Unos mil 400 integrantes del Consejo Nacional de los BSA Scouts, reunidos en la sede nacional de la organización en esta ciudad, participaron en la "sensible" votación que por casi dos años fue considerada.

El 61 por ciento de los miembros del Concejo aprobó la propuesta elaborada por el Comité Ejecutivo de Gobierno de los BSA. El cambio de política entrará en vigor el primer día de enero de 2014.

"Mientras que las personas tienen diferentes opiniones sobre esta política, todos estamos de acuerdo en que los niños están mejor cuando están en el Movimiento Scout", dijo la organización en un comunicado emitido luego de la votación.

La votación fue descrita por la organización como el resultado del "ejercicio de consulta más amplio en la historia del Movimiento Scout" para medir las opiniones de la comunidad.

Sin embargo, no se vislumbra que el resultado vaya a terminar el amargo debate sobre la política de afiliación de los Scouts.

Los miembros de los BSA de tendencia liberal, a pesar del voto a favor, desean que también se ponga fin a la prohibición de los adultos homosexuales en la organización, de forma que los líderes de las tropas puedan ser gays.

Por el contrario, los Scouts de tendencia conservadora, incluyendo algunas iglesias que patrocinan a varias unidades de la organización, continuarán a favor de que se excluya a los jóvenes homosexuales y en algunos casos amenazan con desertar si la prohibición cobra vigencia.

"Estamos profundamente entristecidos", dijo Frank Page, presidente del comité ejecutivo de la Convención Bautista del Sur después de conocer el resultado.

"El comportamiento homosexual es incompatible con los principios consagrados en el Juramento del Scout y la Ley Scout", aseguró.

La Asamblea de Dios, otra de las iglesias conservadoras, aseguró en un comunicado que el cambio de política "dará lugar a un éxodo masivo de los Boy Scouts."

El resultado de la votación fue bien recibido por muchos grupos de derechos de los homosexuales, que se unieron en el llamado a poner fin a la prohibición de los adultos gay en los Scouts.

"Estoy muy orgullosa de lo lejos que hemos llegado, pero hasta que no haya un lugar para todos en el Movimiento Scout, mi trabajo va a seguir", dijo Jennifer Tyrrell, expulsada de la organización por declararse lesbiana.

Empero, la admisión de homosexuales, podría acarrear dificultades financieras a la organización de los Scouts.

Muchas unidades de Scouts en áreas conservadores temen que sus donantes locales dejarán de dar si la prohibición de la juventud gay es levantada.

El comité ejecutivo de BSA sugirió en enero un plan para dar a los patrocinadores de las unidades de Scouts locales, la opción de admitir gays o continuar para excluirlos.

Sin embargo, el plan no prosperó y la BSA cambió de rumbo después de la evaluación de las respuestas a las encuestas enviadas a partir de febrero a los miembros de la comunidad Scout.