Cuestionan ocultamiento de información económica en Argentina

La decisión del gobierno argentino de posponer la publicación oficial del índice de pobreza no engaña a los ciudadanos, que saben los efectos de la inflación y de cómo el salario les alcanza cada vez menos, afirmó el diario El País.

Criticó la actitud gubernamental de tratar de modificar los indicadores, y aseveró que el problema data de cuando el fallecido ex presidente Néstor Kirchner quiso cambiar en 2005 el índice de inflación.

"Tapar el sol con el dedo nunca ha sido solución efectiva", y recordó que varios economistas y argentinas han calculado a la población en pobreza entre 25 a 30 por ciento del total.

Aseguró que una vez modificado el índice de inflación, "como cascada" se cambian los resultados de otros indicadores, aún cuando el ciudadano tiene información y sabe la realidad "sin necesidad de cálculos".

"Que el 30 por ciento de los argentinos viva bajo el umbral de la pobreza no es un problema matemático", agregó al recordar que la presidenta Cristina Fernández ha perdido apoyos, como lo muestra la reciente huelga general.