Liberan a decenas de activistas prorrusos en Odesa tras disturbios

La policía ucraniana liberó a decenas de activistas prorrusos detenidos en el puerto de Odesa, después de que un millar de personas intentaron asaltar la sede del Ministerio del Interior de esa ciudad.

Según la página web de la Dirección General del Ministerio del Interior, la policía liberó a 67 activistas que participaron en los desórdenes del 2 de mayo, cuando nacionalistas ucranianos se enfrentaron contra activistas prorrusos en la ciudad de Odesa.

Previamente, este domingo centenares de manifestantes se congregaron frente a la sede del Interior para exigir la liberación de sus compañeros. Los reportajes en directo desde el lugar muestran a los activistas, ovacionados por la multitud, saliendo de la comisaría.

Los incidentes rebrotaron apenas 48 horas después del incendio que dejó cerca de medio centenar de muertos, mientras Moscú pide a la comunidad internacional que frene las operaciones militares de Kiev en el este de Ucrania.

Los asaltantes han entrado por la fuerza en el edificio y han roto varias ventanas al grito de "¡Fascistas! ¡Fascistas!", según informó la televisión estatal rusa RT.

Un concejal de Odesa, Igor Dmitriev, aseguró en declaraciones a la televisión Rossiya 24 que los manifestantes seguirán frente a la sede policial "hasta convencerse de que también serán liberados los demás activistas".

Al menos 130 personas fueron detenidas el viernes, por lo que el Ministerio del Interior presentó cargos penales, entre los que figura el de asesinato premeditado.

En la refriega del viernes pasado, más de 40 personas murieron y otras 100 resultaron heridas en un incendio intencionado en el edificio de los Sindicatos en la ciudad ucraniana, donde llegaron a refugiarse los adversarios del gobierno de Kiev.

En ese incidente que no ha sido aclarado, 46 personas murieron y unas 200 resultaron heridas en esta ciudad del sur de Ucrania.

La mayoría de las víctimas mortales son resultado de un incendio en la Casa de los Sindicatos donde se habían refugiado los adversarios del actual gobierno en Kiev

Los choques callejeros se produjeron entre los radicales nacionalistas del llamado movimiento del Maidan, entre ellos, los ultras de dos clubes de futbol y los extremistas del grupo Pravy Sektor (Sector Derecha) y los activistas prorrusos en Odesa, que no está en el este de Ucrania, donde la mayoría de la población es rusoparlante.

El primer ministro interino de Ucrania, Arseni Yatseniuk, acusó de inacción a la policía y otros cuerpos de seguridad en Odesa y encomendó a la Fiscalía General investigar los sucesos del viernes, al calificarlos de acción orquestada.