En etapa avanzada, diagnóstico del 80% de los casos de cáncer de mama

En México, 80 por ciento de los nuevos casos de cáncer de mama que se diagnostican anualmente se encuentran en etapas avanzadas, mientras que en España la proporción es de 20 por ciento, indicaron especialistas oncólogos de ambos países.

Por ello destacaron la importancia de la autoexploración y la práctica de mamografías en mujeres, así como la necesidad de que la comunidad médica tenga mayor sospecha de cáncer de seno en pacientes que tengan pequeñas alteraciones.

El especialista español José Ángel García Sáenz mencionó que en su país hay una cobertura de ciento por ciento en mamografías para mujeres de entre 40 y 60 años de edad.

Mientras que en México esta cobertura es de apenas 20 por ciento, señaló la investigadora del Instituto Nacional de Cancerología, Cynthia Villarreal.

"Hace falta a veces entre la población y los profesionales de salud de primer contacto, que tengan una sospecha más alta de que puede tratarse de cáncer de mama cuando una paciente llega a consulta porque se palpa una bolita en el seno".

"De igual forma, es importante que la paciente sea referida inmediatamente con los especialistas, porque hay un retraso entre el tiempo en que la paciente llega a su primera consulta y del lapso en que se le envía al oncólogo", indicó.

Los médicos advirtieron también del riesgo de padecer o reincidir en éste mal, en especial cuando existe o existió sobrepeso tanto en la adolescencia como en la etapa de climaterio.

José Ángel García mencionó que hay una relación entre ésta enfermedad y el sobrepeso en jóvenes que tuvieron su menstruación a edades tempranas y que tenían obesidad.

"La obesidad tiene una asociación con la mayor incidencia de cáncer de mama en niñas gorditas, así como también en el aumento de masa corporal en mujeres menopaúsicas".

"Una mujer que llega a la menopausia e incrementa su peso 10 kilos tiene el doble de riesgo de padecer cáncer de mama", agregó.

Al respecto, Cynthia Villarreal expuso que hasta 60 por ciento de las mujeres con ésta enfermedad tienen sobrepeso u obesidad, lo cual también aumenta el riesgo de que puedan reincidir en éste mal.