Espectáculo "El Rin en Llamas" tiñe de rojo el cielo alemán

Cada año, los lugares más especiales a las orillas del río Rin se iluminan de rojo con el espectáculo de fuegos artificiales "El Rin en llamas", que inició anoche en Alemania y que se extenderá hasta el próximo mes de septiembre.

Fuegos de bengalas iluminan las orillas del río y los monumentos situados en los rincones más hermosos a su paso entre Rüdesheim y Bonn en un espectáculo de fuegos artificiales, que atrae a muchas familias alemanes y a numerosos curiosos, acompañado de música, y en ocasiones de festivales paralelos.

El espectáculo es más especial porque los fuegos artificiales acompañan la navegación de una flota de barcos a lo largo de la corriente, lo que crea una imagen romántica e inolvidable.

La noche del sábado la ciudad de Bonn, la antigua capital de la Alemania Occidental, fue la encargada de dar el pistoletazo de salida a la flota de este año, que recorrió el trayecto entre Linz y Bonn acompañada de una festiva iluminación que rodeaba viviendas y paisaje de un aura mágica a su paso.

Rodeado por cinco plataformas de fuegos artificiales, unos 60 barcos iluminados navegaron de Linz a Bonn, donde un espectáculo pirotécnico sincronizado con música puso la guinda al espectáculo.

El 5 de julio "El Rin en llamas" llegará a Rüdesheim, en el estado de Hesse, donde la flota recorrerá el trayecto entre Trechtingshausen y Bingen/Rüdesheim.

Desde hace 33 años numerosos invitados de todo el mundo acuden a esta localidad, que es la puerta del Valle Superior del Medio Rin, Patrimonio de la Humanidad de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), para pasar la noche a bordo de uno de los barcos y observar el monumental paisaje iluminado con fuegos artificiales.

La tercera estación será en Coblenza, el 9 de agosto, donde aumenta la flota y la dotación pirotécnica: ocho plataformas de fuegos artificiales y más de 70 barcos acompañarán el recorrido entre Spay/Braubach y Coblenza para volver a teñir el cielo de rojo en esta región que también pertenece al Valle Superior del Medio Rin declarado Patrimonio de la Humanidad desde 2002.

En Coblenza, el festival estará acompañado por un programa cultural en tierra, el Festival de Verano de Coblenza, a realizarse desde el 8 al 10 de agosto.

Al mismo tiempo se celebra el Festival de la Música en la Fortaleza, que tiene lugar en la espectacular Fortaleza de Ehrenbreitstein, construida en el siglo XVI y situada en la desembocadura del Mosela en la orilla opuesta a Coblenza.

En septiembre le toca el turno a la localidad de Oberwesel, el día 13, donde 50 barcos recorrerán la oscuridad entre St. Goar hasta Oberwesel, pasando por una paisaje fascinante conocido como las rocas de Lorelai a las orillas del río.

El evento llegará a su fin el 20 de septiembre en St. Goar y St. Goarshausen, que celebran "El Rin en llamas" desde hace más de 60 años en un escenario muy romántico a los pies del risco Lorelei y de los castillos de Rheinfels y Katz.

Durante la noche unos 50 barcos iluminados en medio del Rin, comienza el gigante festival de la luz en las dos orillas, para terminar con una guinda final lanzada desde el medio del río.

Los visitantes que se acercan al festival pueden disfrutar también de un programa en tierra, con música en directo y festivales del vino en las dos orillas del Rin.

El St. Goar, la última estación, se celebra durante todo el fin de semana un festival de vino muy tradicional, mientras en St Goarshausen coincide también con la semana dedicada al vino.

En dos escenarios y en la ciudad vieja, grupos de música en vivo y músicos callejeros completarán el programa de unas jornadas muy festivas para despedir el verano (boreal) de 2014.