Piden evitar impunidad en caso de dinero incautado en Tabasco

Legisladores de diversos partidos sostuvieron que debe investigarse el hallazgo de más de 88 millones de pesos incautados en una casa vinculada a un ex funcionario de Tabasco, sin importar de quien se trate, pues no puede haber impunidad.

El procurador estatal, Fernando Valenzuela Pernas, reportó este jueves que el monto del dinero asegurado la víspera, en una casa en Nacajuca, relacionado con las investigaciones de presunto desvío de recursos en la anterior administración, asciende a 88 millones 560 mil 134 pesos.

En entrevista, el coordinador legislativo del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Manlio Fabio Beltrones, afirmó que la ley debe alcanzar a quien sea, sin importar condición y rango político. "Donde se haya cometido algún delito no debe haber impunidad", subrayó.

Si en las investigaciones las autoridades judiciales encuentran pruebas o elementos necesarios contra el ex gobernador de Tabasco deben proceder de inmediato. "La justicia debe alcanzar a todos sin importar cargo o nivel político, pues no podemos transitar en la impunidad", insistió.

Las autoridades de la PGR y la Procuraduría de Justicia del estado de Tabasco deben agilizar las indagatorias en torno a los casi 90 millones de pesos hallados en una propiedad del ex secretario de Finanzas estatal, José Sainz Pineda, con el fin de deslindar responsabilidades y castigar a los culpables, abundó.

Mientras que el vicecoordinador del PRD, Miguel Alonso Raya, expuso que debe solicitarse a la PGR que, con la Procuraduría estatal, agilicen las investigaciones abiertas contra el ex gobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo, y sus colaboradores.

El legislador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) expuso que también llamó al actual mandatario de la entidad, Arturo Núñez Jiménez, para que se amplíe el proceso judicial que ya se inició sobre este tema.

Urge fortalecer las facultades del Congreso para fiscalizar el ejercicio de los recursos públicos, así como la elaboración de un nuevo Código Penal federal, en el que se incluya la figura del embargo precautorio de los bienes de funcionarios señalados como presuntos responsables de corrupción, refirió.

De su lado, el líder de Movimiento Ciudadano en San Lázaro, Ricardo Monreal, opinó que el decomiso de los aproximadamente 88.5 millones de pesos a quien fuera tesorero del gobierno de Tabasco durante la administración de Andrés Granier, es una verdadera ofensa y un agravio mayúsculo al pueblo de esa entidad y al país mismo.

"No sólo es enriquecimiento ilícito, es también 'lavado' de dinero, defraudación fiscal, abuso de autoridad y conspiración criminal para robar recursos públicos, entre otros delitos", consideró.

Por ello, consideró, la autoridad federal ya no tiene pretextos para dejar de actuar contra el ex gobernador Granier y sus cómplices.

Monreal Ávila afirmó que es un delito de oficio, incluso la Procuraduría General de la República (PGR) podría atraer la investigación por "lavado" de dinero, delincuencia organizada y peculado.

Pero además, dijo, hay delitos de carácter federal por la existencia de esa cifra de dinero y no hay necesidad de presentar denuncias.

"Es un hecho notorio y por lo tal el Ministerio Público debe inmediatamente investigar sin necesidad de nombrar o de ampliar la denuncia y debe actuar de inmediato la autoridad", añadió.