Reitera México respaldo a esfuerzos de paz en conflicto árabe-israelí

En su primera visita de trabajo por Oriente Medio, el subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la SRE, Juan Manuel Gómez Robledo, destacó el respaldo del gobierno mexicano a los esfuerzos para reanudar el proceso de paz y lograr una solución duradera al conflicto árabe-israelí.

En reunión con el viceministro de Asuntos Exteriores de ese país, Ze'ev Elkin y sus colaboradores, destacó ante funcionarios de Israel la importancia de la paz y los derechos humanos.

Dicho proceso debe darse con base en la consolidación del Estado Palestino al lado del israelí dentro de fronteras seguras y reconocidas internacionalmente, y en condiciones que permitan el pleno desarrollo económico y social de ambos países, indicó.

Ambas delegaciones revisaron la situación de la región, especialmente en Palestina, Siria y Líbano, temas sobre los cuales Gómez Robledo reiteró el llamado del Gobierno de México a una solución pacífica de las controversias y reafirmó la condena de México al uso de la fuerza y a toda medida contraria al Derecho Internacional.

Durante el encuentro, ambos gobiernos intercambiaron opiniones sobre las negociaciones de la reforma integral del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, detalló la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) en un comunicado.

En materia de desarme y no proliferación, ambas delegaciones hicieron referencia al establecimiento de una zona libre de armas nucleares en Oriente Medio y sobre la Conferencia Internacional sobre el Impacto Humanitario de las Armas Nucleares que hospedará México en febrero de 2014.

Asimismo, México reiteró la importancia de mantener el papel central del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, como el mejor instrumento para generar una auténtica cooperación internacional a favor de la protección y promoción de los Derechos Humanos.

Respecto a la Agenda de Desarrollo Post-2015, se enfatizó la necesidad de que el proceso de negociaciones gubernamentales sea incluyente y participativo, a fin de propiciar un diálogo franco y transparente en el que se consulte a todos los actores no gubernamentales.

En ese sentido, ambas delegaciones destacaron el papel clave que desempeñan la sociedad civil y el sector privado en el diseño de las estrategias de desarrollo social, puntualizó la cancillería.