Preocupa a Obama impacto de investigaciones en periodistas

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se dijo hoy perturbado por el impacto que puedan tener en el ejercicio periodístico las investigaciones sobre filtraciones de información clasificada, pero las consideró necesarias para proteger estos datos.

"Creo que debemos mantener información secreta que proteja nuestras operaciones y a nuestra gente que las realiza, y para hacerlo debemos hacer valer las consecuencias para quienes quebranten la ley", advirtió el mandatario.

Durante un discurso sobre la nueva estrategia antiterrorista, Obama señaló que la reciente investigación que conduce el Departamento de Justicia "ejemplifica los retos para mantener un balance entre nuestra seguridad y nuestra sociedad abierta".

Indicó que si bien como comandante en jefe está obligado a velar por la protección de información clasificada, reconoce que "una prensa libre es esencial para nuestra democracia".

"Estoy perturbado por la posibilidad de que investigaciones sobre filtraciones puedan desalentar al periodismo investigativo para que nuestro gobierno rinda cuentas", sostuvo.

La investigación, como parte de la cual el gobierno requirió y obtuvo los registros de llamadas telefónicas hechas por reporteros y editores de la agencia Associated Press (AP), busca ubicar al funcionario o funcionarios que revelaron información clasificada.

Dicha información, difundida en 2012, dio cuenta de la existencia de un espía reclutado por el gobierno de Arabia Saudita con el propósito de infiltrar a la red terrorista Al Qaeda.

Obama insistió en que en estos casos "los periodistas no deben estar en riesgo legal por hacer su trabajo. Nuestro enfoque debe estar sobre quienes quebrantaron la ley".

"Es por eso que he llamado al Congreso para que apruebe una Ley Escudo que proteja (a los periodistas) contra excesos del gobierno", añadió.

La ley daría mayor protección a periodistas que se nieguen a identificar a sus fuentes confidenciales, pudiendo solicitar a jueces que desechen citatorios judiciales para requerir sus registros de llamadas telefónicas.

El mandatario dio a conocer que convocará a una reunión con representantes de organizaciones periodísticas para escuchar sus preocupaciones con relación a las acciones emprendidas por parte del Departamento de Justicia.