América Latina, mejor preparada para evitar crisis: BM

El nuevo vicepresidente del Banco Mundial (BM) para Latinoamérica y el Caribe, el mexicano Jorge Familiar, desestimó hoy el riesgo de una crisis económica en la región, al señalar que existen ahora defensas más robustas frente a choques externos.

"Si algo ha cambiado es que las economías (de la región) tienen ahora este sistema inmunológico (financiero) más robusto", dijo Familiar, aunque destacó que las perspectivas no son las mejores debido a la desaceleración que presenta el crecimiento económico.

De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el crecimiento económico de Latinoamérica y el Caribe continuará limitado este año, creciendo a una tasa de 2.5 por ciento.

La expansión se ubicará por debajo de los dos años anteriores, anticipando un repunte ligero en 2015 con una expansión de 3.0 por ciento.

Para el FMI, la región enfrentará un panorama mixto ante factores externos, por lo que requiere fortalecer sus posiciones fiscales, responder a potenciales fragilidades y continuar adelante con sus procesos de reformas estructurales.

Familiar, quien asumió este jueves el cargo y se convirtió en el segundo latinoamericano en ocupar dicha alta posición en el BM, dijo que gracias a estas bases sólidas la región puede ahora enfrentar choques externos mejor que en el pasado.

Igualmente hizo alusión al hecho de que la mayoría de los países de la región registran fuertes reservas internacionales, y que aún hay espacio para ajustes en las políticas fiscales contracíclicas adoptadas para hacer frente a la crisis.

"Nosotros no vemos una situación de ese nivel de preocupación", dijo Familiar.

Destacó además los progresos que la región ha experimentado en la lucha contra la pobreza extrema, la cual se redujo en 50 por ciento durante la última década, para colocarse ahora en una tasa de 5.5 por ciento.

Sin embargo, advirtió que hay riesgo de que los logros sociales alcanzados durante la pasada década corran peligro si no se trabaja en áreas críticas como desarrollo, educación y la implementación de redes sociales de segunda generación.

Señaló que éxitos como la ampliación de la clase media también están en riesgo "en la medida que hay menor crecimiento y hay menores oportunidades".

"Hay una agenda importante para evitar que se reviertan los éxitos de la última década", aseveró.