Coinciden PRI, PAN y PRD en trabajo fructífero en San Lázaro

Tras concluir los trabajos del segundo año de labores de la LXII Legislatura de la Cámara de Diputados, legisladores de diversas fracciones destacaron que se cumplió en tiempo y forma con el trabajo que se les encomendó.

En los 90 días que duró el periodo ordinario se aprobaron 85 dictámenes de los cuales 74 son decretos, cuatro nuevas leyes y siete reformas constitucionales, para ello se realizaron 34 sesiones con un tiempo acumulado de 142 horas.

Además se han enviado 140 minutas al Senado de la República, 50 de ellas aprobadas durante los últimos tres meses.

La Mesa Directiva turnó a comisiones un total de 460 iniciativas: cuatro del Ejecutivo federal; cinco de senadores y 451 de diputados.

Asimismo, remitió 65 minutas enviadas por la colegisladora y se dio cuenta al Pleno de 374 puntos de acuerdo, de los cuales 359 se enviaron a comisiones, 14 a órganos de gobierno y una a la Cámara de Senadores.

Aunque los legisladores reconocieron que entre las propuestas del Ejecutivo federal que aún están pendientes por ser aprobadas se encuentran las leyes secundarias en materia energética, telecomunicaciones y política-electoral.

Asimismo, la creación de la Comisión Anticorrupción, la reglamentación de Deuda de Estados y Municipios, y la modificación al inciso b de la Base VI del Artículo 41 de la Constitución para declarar la nulidad electoral.

El presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, José González Morfín, aseguró que la LXII Legislatura será recordada como la más productiva del México moderno, por la envergadura de los temas que se han aprobado.

"Cuando se analice la productividad de esta legislatura, comparada con otras, esta legislatura va a ser por mucho la más productiva de los últimos tiempos en México. Esto habrá que valorarlo cuando concluyamos", subrayó.

El legislador panista externó que si bien existen temas sin resolver en San Lázaro, espera que "en la medida de lo posible se pueda abatir pronto el rezago legislativo", e insistió que al final del periodo se reconocerán los pendientes y los avances.

El coordinador del PRI, Manlio Fabio Beltrones, señaló que la Cámara de Diputados cierra un periodo ordinario productivo, sin más pendientes que la aprobación de las minutas que debe enviar el Senado sobre leyes secundarias en materia político-electoral, telecomunicaciones y energía.

"No tenemos pendientes importantes en los compromisos de reformas estructurales que hemos hecho, necesitamos las minutas de la Cámara de Senadores, que habrán de concluirlas, estoy cierto, como lo han hecho en todo este tiempo, con responsabilidad y esmero, lo más pronto posible", dijo.

En rueda de prensa, comentó que durante el periodo ordinario, que inició en febrero y concluye este miércoles 30 de abril, los diputados realizaron casi 88 modificaciones legales.

Beltrones Rivera subrayó la disposición de su fracción para efectuar "tantos periodos extraordinarios como sean necesarios, a fin de cumplirle a México y hacer que las cosas buenas pasen".

"Como nunca antes, históricamente, se han llevado a cabo reformas en México que ha encabezado en buena parte el presidente Enrique Peña Nieto, son 16 largos meses que no encuentro paralelo en la historia de México buscando la modernidad del país", sostuvo.

Agregó que han hecho a un lado los tabúes y dogmas y se ha escuchado a todas las voces, desde "aquéllas que hablan con enorme sentido de futuro y de la modernización de México, y aquéllos que se resisten a modernizarse" y basan su discurso en el recuerdo y la nostalgia.

En entrevista por separado, el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Silvano Aureoles Conejo, aseguró que la Cámara de Diputados cumplió con la mayor parte de las tareas encomendadas y el rezago en los temas remitidos es casi nulo.

"A mi juicio, la Cámara de Diputados cumplió con la mayor parte de las tareas que se le encomendaron, aun en los temas que no estamos de acuerdo, pero el rezago es casi nulo", aseveró.

El coordinador de los diputados del Partido de la Revolución Democrática (PRD) afirmó que durante el periodo ordinario, que inició el 1 de febrero y concluyó este miércoles 30 de abril, se desahogaron prácticamente todos los temas que tenían por resolver.

"La muestra de ello es que enviamos al Senado de la República 140 minutas (en lo que va de la legislatura que inició en septiembre de 2012) y que sólo en este periodo le hemos enviado 50", añadió.

A su vez, el líder de los diputados del Partido Acción Nacional (PAN), Luis Alberto Villareal, aseguró que la Cámara de Diputados no dejó pendientes en el periodo de sesiones que concluyó esta tarde.

Coincidió en que los acuerdos alcanzados permiten asegurar que esta legislatura de San Lázaro será la más reformista de la historia contemporánea de México.

"Estoy convencido que el saldo en esta Cámara es positivo; por supuesto que nos quedamos con un sabor agridulce al no poder tener en nuestras manos la posibilidad de haber aprobado en los términos constitucionales, una reforma electoral" y "un sistema de telecomunicaciones que favorezca a las y los mexicanos", reconoció.

Por su parte, el vicepresidente de la Mesa Directiva, Francisco Arroyo Vieyra, aseguró en entrevista que la Cámara de Diputados cumplió en tiempo y forma con sus asuntos, y no pudo "sacar más, porque no hubo materia de trabajo".

El diputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI) manifestó que sólo quedan pendientes la elección del contralor del Instituto Nacional Electoral (INE) y la aprobación de la ley anticorrupción, en las que se sigue en busca de consensos.

Cabe destacar que en el balance de los tres meses de trabajo legislativo, también se aprobaron 95 dictámenes negativos, 113 decretos con puntos de acuerdo y 30 acuerdos de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), vinculados con diversas materias.

Entre ellos el que integra la Comisión Permanente que funcionará en el receso legislativo que comienza mañana; dos acuerdos de la Mesa Directiva, y uno de la Conferencia para la Dirección y Programación de los Trabajos Legislativos relativo al calendario de sesiones.

Del total de sesiones, 31 fueron ordinarias; dos solemnes para conmemorar el Centenario del Natalicio de Octavio Paz y el Centenario de la Heroica Defensa del Puerto de Veracruz, así como una de Congreso General para la apertura del periodo ordinario.

Asimismo, los integrantes de este órgano legislativo designaron a los once consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE), de los cuales fue nombrado como presidente a Lorenzo Córdova Vianello.

En los 85 dictámenes aprobados, destacan la expedición del Código Nacional de Procedimientos Penales que contiene elementos para combatir la corrupción, la opacidad y abatir la injusticia en el sistema penal vigente.

Otro reforma y adiciona diversas disposiciones de las leyes Orgánica del Congreso General, General del Sistema de Medios de Impugnación en materia electoral, Orgánica de la Administración Pública Federal y del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, en materia de iniciativa ciudadana e iniciativa preferente.

Con estas reformas, se contribuye a la transformación del sistema democrático y de participación ciudadana, y hace posible el reconocimiento de figuras legales que abonan a la colaboración entre los Poderes de la Unión y del empoderamiento de la ciudadanía.

También sobresalen la Ley Federal de Consulta Popular, reglamentaria de la reforma constitucional en materia político-electoral; el dictamen que expide la Ley de la Pensión Universal para garantizar una vejez digna a las personas adultas mayores y modifica la Ley del Seguro Social, a fin de incluir en la misma el seguro de desempleo, así como cuatro leyes más.

Uno más, expide la Ley Federal de Competencia Económica, y reforma diversos artículos del Código Penal Federal. Otro, modifica la Ley General para Prevenir y Sancionar los Delitos en materia de Secuestro y el Código Penal Federal, con el objetivo de duplicar las sanciones vigentes para quienes cometan este ilícito y aplicarles hasta 140 años de prisión.

Además el que reforma, deroga y adiciona diversas disposiciones de los códigos de Justicia Militar y Federal de Procedimientos Penales, y modifica la Ley que establece las Normas Mínimas sobre Readaptación Social de Sentenciados, que permite que los integrantes de las Fuerzas Armadas que cometan un delito contra ciudadanos puedan ser juzgados en tribunales civiles.