Propone PVEM convertir en delito reventa de boletos en el DF

El Partido Verde Ecologista de México (PVEM) capitalino impulsará una propuesta para que la reventa de boletos para espectáculos públicos sea calificada como delito, en lugar de una falta administrativa.

El dirigente de esa fuerza política en el Distrito Federal, Samuel Rodríguez Torres, indicó que "a la brevedad" presentarán una iniciativa a la Asamblea Legislativa para reformar el Código Penal capitalino, a fin de esa conducta sea considerada un acto delictivo.

En ocasión del juego de ida del campeonato de futbol que disputarán esta noche Cruz Azul y América, consideró que las autoridades locales incurren en una "comedia" al permitir la reventa de boletos, con lo que se eleva hasta 500 por ciento el precio de las localidades.

Recordó que la propuesta de reforma para penalizar la reventa de entradas fue presentada por el Partido Verde en la anterior legislatura de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), sin embargo no obtuvo el apoyo necesario y fue desechada.

Rodríguez Torres consideró que se trata de una reforma indispensable para mejorar la calidad de vida de más familias, tanto de la ciudad como de otras entidades de la República, al facilitar su acceso a eventos de diversión.

"Es inconcebible que mientras revendedores logran cientos de boletos para el corrupto negocio, los aficionados ni pasando la noche en vela en las taquillas pueden comprar uno", cuestionó.

En su opinión, los revendedores operan frente a las autoridades, pues saben que en caso de ser remitidos al juez calificador pagarán una multa infinitamente menor a las ganancias que obtienen por especular con el precio de los boletos.

Recordó que desde 2009, el juez cívico de Coyoacán-4 tiene registradas a tres familias, de apellidos Ferreira Rincón, Soto y Estrada, que se dedican a esa actividad.

Dichas familias son las responsables de la reventa de boletos y de organizar a personas que se dedican a esa actividad en las cercanías del estado Azteca, sin embargo no se puede proceder penalmente en su contra dado que la reventa sólo es sancionada por la Ley de Cultura Cívica.