Piden a legisladores velar por sentido nacional de reforma energética

La Asociación Mexicana de la Industria Petrolera (Amipe) llamó a los legisladores a garantizar no solo el contenido sino el sentido nacional de la reforma energética.

Luego de que este miércoles se presentaran las leyes secundarias en materia energética, el presidente de la Amipe, Erik Legorreta, expuso que los industriales del sector están listos para competir de manera justa y que analizarán a profundidad los alcances de la redacción en las iniciativas del Ejecutivo Federal.

Dijo que "desde la perspectiva de los industriales nacionales, las leyes secundarias son el instrumento para potenciar los beneficios de la reforma constitucional, pero también para defender que esos beneficios sean para los mexicanos".

Sostuvo en un comunicado que para los empresarios del sector, la legislación secundaria en materia energética debe garantizar una coinversión nacional, es decir, con un porcentaje máximo de inversión extranjera y un mínimo de coinversión nacional.

Asimismo, montos mínimos realmente verificables de contenidos nacionales en la proveeduría de la empresa productiva del Estado que es Petróleos Mexicanos (Pemex), y los proyectos de inversión que detone la reforma.

Propuso además garantizar la transparencia, con inclusión de organismos especializados y representativos en los Comités de Adquisiciones, además de un récord de cumplimiento entre los proveedores de Pemex.

"Los industriales mexicanos estamos preparados para competir y queremos hacerlo de la forma más justa y equilibrada posible. Sin embargo, creemos que la experiencia internacional más exitosa es la de aquellos países que fortalecieron el desarrollo de la industria local", señala.

Para el directivo, son las empresas nacionales las que habrán de desarrollar capital humano, hacer palpable la derrama económica y generar el medio millón de empleos extra que se plantea hacia el año 2018.

Legorreta expuso que la clave está en ser socios de las empresas extranjeras y no eternos subcontratistas, lo que sólo se puede garantizar a través de la legislación secundaria.