Anuncia Rousseff candidatura entre llamados de retorno de Lula

La presidenta brasileña Dilma Rousseff anunció hoy su candidatura a las elecciones presidenciales de octubre próximo, en medio de una caída del apoyo popular y entre llamados para que regrese el ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva.

La presidenta, cuya apoyo cayó 6.7 por ciento en apenas dos meses, según el más reciente sondeo de intención de voto, aseguró que será la candidata del Partido de los Trabajadores (PT), aunque partidos políticos socios le retiren el apoyo.

"Si no tuviera el apoyo de la base, iré hacia delante", enfatizó Rousseff al anunciar que buscará la reelección presidencial.

De esa forma se refería a la declaración de dos diputados del Partido de la República (PR) que pidieron el lunes el retorno de Luiz Inacio Lula da Silva -presidente entre 2000 y 2010- para los comicios de octubre próximo.

Lula, cuya popularidad en el país es mayor que la de cualquier político y sus declaraciones públicas son seguidas con atención, ha negado en varias ocasiones una nueva candidatura.

Pero versiones de la prensa brasileña sostienen la posibilidad de que el ex sindicalista retorne a la contienda presidencial si el PT se hunde en los sondeos.

Está previsto que el PT anuncie de manera oficial el viernes la candidatura de Rousseff, aunque un eventual cambio de candidato se puede producir hasta 20 días antes de los comicios, previstos para el 5 de octubre, según la legislación electoral brasileña.

Un sondeo publicado el martes por la Confederación Nacional del Transporte señaló que 37 por ciento de los encuestados declaró su apoyo a Rousseff, 6.7 puntos menos que en febrero, cuando la presidenta obtuvo el 43.7 por ciento del respaldo preelectoral.

La caída de la popularidad de Rousseff, que los analistas atribuyen a la desaceleración económica, la mala gestión de la Copa del Mundo y los escándalos en la estatal Petrobras, beneficia a los principales candidatos de la oposición.

Aécio Neves, precandidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), tiene el 21.6 por ciento del apoyo, un aumento respecto al 17 por ciento de febrero, según la encuesta.