Descartan éxito de la "Conferencia de paz económica" en Venezuela

La conferencia de Paz entre el presidente venezolano Nicolás Maduro y el sector privado está condenada al fracaso debido al modelo socialista que busca implementar el gobierno, aseguró hoy el economista Alexander Guerrero.

En diálogo con Notimex, Guerrero recalcó que "una monumental crisis fiscal" ha causado los problemas de inflación y escasez que atraviesa Venezuela en la actualidad pese a que el gobierno responsabiliza de ella a la "usura" del sector privado.

"Maduro dirigió una guerra contra el sector privado con el objetivo de debilitarlo para sentarlo en la mesa de la paz económica a pedir (ayuda al gobierno)", explicó el catedrático de la pública Universidad Central de Venezuela (UCV).

Guerrero advirtió que esta conferencia podría tener dos objetivos: "dividir a la oposición" y "buscar un acompañante de su mala gestión económica", de tal manera que Maduro pueda evadir la responsabilidad sobre la escalada inflacionaria y de escasez.

La "Conferencia de Paz" para el sector económico se instaló en febrero pasado con la participación de los principales actores de las patronales venezolanas, que se quejaron por los retrasos en la entrega de divisas para importar insumos para producción.

El gobierno ha accedido a agilizar los trámites para la aprobación de divisas para evitar estos retrasos, pero se mantuvo firme en su postura de establecer límites a los precios y castigar con prisión a aquellos que incurran en el "acaparamiento" y la "usura".

Guerrero descartó que estos nuevos mecanismos puedan facilitar las importaciones, toda vez que el problema de fondo "es que no hay dólares suficientes" independientemente de si el gobierno agiliza los trámites.

"El gobierno está sin dólares y muchos bolívares sin valor porque el problema es la escasez de dólares, por eso el precio está tan caro en el mercado paralelo", donde la divisa se vende a 80 bolívares, apuntó Guerrero.

El doctor por la Escuela de Economía de Londres recalcó que "lo que hay que hacer es eliminar los controles y volver a la economía de mercado", algo que advirtió, sólo sería posible con un cambio de gobierno en Venezuela.