Indigna a UNICEF decenas de niños muertos en ataques en Siria

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) expresó su "indignación" por la última ola de ataques indiscriminados perpetrados contra escuelas y objetivos civiles en toda Siria que dejaron decenas de niños muertos y heridos.

"Todos los días cientos de niños que simplemente tratan de sobrevivir al conflicto están siendo asesinados y mutilados por los ataques indiscriminados contra zonas pobladas", denunció la Director Regional de UNICEF para Oriente Medio y el Norte de África, Maria Calivis.

"Estos ataques parecen ir en aumento, en un total desprecio de todas las llamadas que se han hecho para detener este ciclo de locura de la violencia, y para evitar infracciones análogas del Derecho internacional", condenó.

Según informes de UNICEF el día de ayer se registraron al menos tres ataques, que comenzaron en el suburbio de Damasco de Al-Shaghour, donde proyectiles de mortero mataron e hirieron a los estudiantes en el instituto técnico Badr Al Din Al Hussein.

Indicó que 14 niños murieron y más de 80 resultaron heridos en el ataque.

Otros ataque con mortero en la zona A'dra de Damasco Rural al parecer mató a tres niños en un refugio para las familias desplazadas.

Más tarde, un coche bomba explotó en una concurrida zona de la ciudad de Homs, causando la muerte de al menos 100 personas, entre ellas mujeres y niños, así como más de 100 personas resultaron heridas.

Recientemente en el conflicto sirio, que va por su cuarto año, van en aumento los bombardeos aéreos, descargas de artillería, morteros y carros bomba dirigidos a las zonas más pobladas de todo el país. Dichos ataques están prohibidas por el derecho internacional humanitario, señaló.

UNICEF hizo una vez más un llamado urgente a todas las partes en el conflicto en Siria para cesar de inmediato todos los ataques contra la población civil y respetar plenamente la protección especial que se otorga a los niños según el derecho internacional humanitario y de derechos humanos.