Urge reorganización al PRD-DF por desarticulación de comités: Vargas

Al Partido de la Revolución Democrática en el Distrito Federal (PRD-DF) le urge una reorganización, pues prácticamente todos sus comités delegacionales están incompletos, reconoció su secretario general, Enrique Vargas.

En conferencia de prensa a unos días de haber sido electo, el líder partidista indicó que a más tardar en dos meses se deben nombrar dirigentes en tres delegaciones e integrantes de diferentes carteras en casi todos los comités de las demarcaciones.

Al respecto, dijo que invertirán el tiempo necesario para la reconstrucción territorial pues "la ciudad es nuestra y tenemos que reivindicar el trabajo territorial que hemos hecho desde hace mucho tiempo atrás", subrayó Vargas Anaya.

Detalló que en la actualidad sólo el Comité Delegacional del PRD en Benito Juárez tiene una estructura completa, pero en el resto de las demarcaciones faltan hasta la mitad de sus integrantes que en total fluctúan entre 13 y 17 miembros.

Explicó que los comités delegacionales quedaron acéfalos en Cuauhtémoc, Coyoacán y Magdalena Contreras, por lo que sufrieron una desarticulación en el resto de las demarcaciones debido a que sus cuadros ocuparon puestos en el gobierno local y algunos cambiaron de partido.

El dirigente perredista dijo que si bien la normatividad establece como plazo el mes de marzo de 2014 para esta reestructuración, es prioritario llegar a un acuerdo político para complementar las carteras con el objetivo de mantener o hacer crecer la presencia en la ciudad.

"Como PRD estamos bien en la ciudad, tenemos una altísima votación histórica en el Distrito Federal, pero como institución tenemos otros retos para el futuro y en eso tenemos que trabajar, tenemos que alinear al PRD para esos objetivos que nos estamos fijando, en 2015 mantener la ciudad como esta y acrecentarlo", dijo.

Enrique Vargas reconoció las dificultades que implicará esta reestructuración, pues existen diferencias, incluso "conflictos personales" entre los integrantes de los comités, por lo que "tenemos que abonar a una conciliación en esos lugares para poder alinear al partido y a las delegaciones hacia objetivos comunes".

Por otro lado, el secretario general del PRD en la ciudad aclaró que como él parte de la corriente Izquierda Democrática Nacional (IDN) no será motivo de inestabilidad en esa fuerza política y por el contrario apostarán a construir una sola ruta de trabajo.

Respecto a su relación con el gobierno de Miguel Ángel Mancera, indicó que ésta será institucional, pero como "ala crítica" del partido del sol azteca, "si el gobierno se equivoca, que ojala que no, tenemos que decirlo".

Aclaró que pese a que no contó con el apoyo de Mancera en la renovación de la dirigencia capitalina, "no somos enemigos del gobierno, ni nos vamos a pelear", e insistió que actuará con prudencia y reconciliación pues se deben cumplir las metas del PRD-DF, pese a las diferencias de criterio en su interior.