Sentencian a Dolce y Gabbana por evasión fiscal

Un tribunal italiano de segunda instancia condenó hoy a los modistos Domenico Dolce y Stefano Gabbana a un año y seis meses de prisión por evasión fiscal.

La Corte de Apelaciones de Milán, Italia, rebajó la pena ya emitida contra ambos diseñadores por un tribunal de primer grado, que los había sentenciado a un año y ocho meses de cárcel tras encontrarlos culpables de omisión de declaración de impuestos.

La fiscalía de Milán había pedido la absolución de los fundadores de la marca de ropa que lleva sus apellidos, mientras la Agencia de Ingresos tributarios solicitó que les fuera confirmada la condena de primer grado.

Según la acusación, los modistos evadieron al fisco por un total de 200 millones de euros a través de una operación en el extranjero con una sociedad del grupo Dolce & Gabbana.

En particular, los jueces establecieron que en la operación fue utilizada Gado, una sociedad con sede en Luxemburgo, que se presentaba como propietaria de dos marcas que forman parte del grupo Dolce & Gabbana, pero que en realidad se manejaba desde Italia.

El abogado de los creadores de moda, Massimo Dinoia, anunció que impugnará la sentencia ante el Tribunal Supremo.

"Se trata de una sentencia inexplicable. La fiscalía general había entendido que no había nada", declaró.

En marzo pasado el fiscal general adjunto de Milán, Gaetano Santamaría, pidió la absolución de los diseñadores ya que en su opinión el delito que se les imputaba no existía al argumentar que pagaron los impuestos debidos tanto en Luxemburgo como en Italia.