Condena ONU ataques a personal humanitario en República Centroafricana

La experta independiente de Naciones Unidas (ONU) sobre la situación de los derechos humanos en la República Centroafricana (RCA), Marie-Thérèse Keita-Bocoum, condenó hoy los ataques contra convoyes humanitarios Dissikou y el centro de salud Nanga Boguila.

"Estos actos constituyen una violación del derecho internacional humanitario y los autores materiales e intelectuales no deben quedar sin castigo", dijo Keita-Bocoum en un comunicado.

"Atacar o matar a personas que no participen en las hostilidades constituye una violación grave del artículo 3 común a los cuatro Convenios de Ginebra", precisó.

La experta advirtió a los perpetradores de estos crímenes "que nada puede justificar sus actos atroces y de violencia" e instó al Gobierno que inicie investigaciones para identificar a los responsables, arrestarlos y llevarlos ante la justicia".

"También instó a las fuerzas internacionales a que adopten todas las medidas apropiadas para garantizar la seguridad y la protección de los civiles y los convoyes humanitarios", dijo.

El mandato de la experta independiente sobre la situación de los derechos humanos en la República Centroafricana fue establecido por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas el 27 de septiembre de 2013.

Esta declaración surge a raíz de los ataques del 28 de abril en Dissikou contra un convoy humanitario que trasladaba alrededor de mil 300 musulmanes hacia los barrios de Kabo y Sido en los que se cobraron la vida de dos personas y otras seis resultaron heridas.

Del mismo modo responde a los ataques del 26 de abril en que rebeldes musulmanes fuertemente armados abrieron fuego contra las instalaciones de un hospital en Nanga Boguila, a 100 kilómetros de Bossangoa, matando a 22 personas, entre ellas tres trabajadores de salud de la organización Médicos Sin Fronteras.