Disminuye ahorro de hogares de UE y sigue estable en zona euro

La tasa de ahorro de los hogares de la Unión Europea (UE) disminuyó dos décimas en el último trimestre de 2013 comparado con los tres meses anteriores y se colocó en 10.6 por ciento, informó hoy Eurostat.

La oficina estadística comunitaria agregó que la tasa de inversión de los hogares se elevó una décima en el mismo período, hasta 7.8 por ciento.

En la zona del euro el ahorro de los hogares permaneció sin cambios en 13 por ciento, mientras que las inversiones cayeron 0.2 por ciento en términos nominales y la tasa de inversión se redujo una décima a 8.4 por ciento.

En contraste, el consumo de las familias de la unión monetaria se incrementó 0.4 por ciento, en la misma proporción que el aumento de la renta disponible, también en términos nominales.

Entre los componentes que contribuyeron a la mejora de los ingresos nominales de los 18 socios del euro destacan los salarios, los ingresos netos de la propiedad y otras transferencias, las prestaciones sociales y las cotizaciones sociales en especies.

Todos experimentaron alza de 0.1 punto porcentual en el cuarto trimestre de 2013 comparado con los tres meses precedentes.

Al mismo tiempo, los ingresos reales de los hogares per cápita aumentaron 0.2 por ciento luego de una baja de 0.1 por ciento en el tercer trimestre del pasado año.

El resultado se debe a la alza de 0.4 por ciento en los ingresos nominales por habitante, más importante que el incremento de 0.1 por ciento en los precios.

Eurostat también publicó este miércoles los datos sobre la inversión de las empresas de octubre a noviembre pasados, tasa que aumentó tres décimas tanto en la UE como en la zona del euro, hasta 19.4 y 19.5 por ciento, respectivamente.

En los países de la moneda única el alza fue resultado de un aumento más pronunciado en las inversiones (1.6 por ciento) que en el valor bruto añadido (0.5 por ciento), mientras que los inventarios totales cayeron.

La tasa de beneficios de las empresas también subió tres décimas en los Veintiocho, hasta 37.4 por ciento, mientras que permaneció sin cambios, en 37.8 por ciento, en los socios del euro.