Viajará enviado de ONU a Ucrania tras confirmar deterioro de crisis

El secretario general adjunto de la ONU para Asuntos Políticos, Jeffrey Feltman, expresó hoy su alarma ante lo que consideró un claro deterioro de la crisis en Ucrania y anunció que viajará a ese país la próxima semana.

En una sesión en el Consejo de Seguridad, Feltman informó que la semana próxima volverá a Ucrania y a la región para continuar con los esfuerzos diplomáticos de Naciones Unidas (ONU) a fin de buscar una solución pacífica a la crisis.

"Cuando nos reunimos aquí antes, había un rayo de esperanza ante las conversaciones de paz en Ginebra. Ahora ya no es así. La voluntad de compromiso se vio socavada y la situación sigue deteriorándose", afirmó Feltman.

El funcionario de la ONU lamentó que se haya extinguido el compromiso contraído en el Acuerdo de Ginebra, suscrito el pasado 17 de abril por Estados Unidos, Rusia, la Unión Europea y Ucrania, con la intención de reducir la tensión en territorio ucraniano.

Feltman indicó que en los últimos cuatro días se han registrado sucesos violentos por parte de grupos separatistas que han tomado edificios y realizado ataques, incluido el efectuado contra el cuartel central de la policía en la ciudad de Lugansk.

"Esos acontecimientos deben alarmarnos a todos", advirtió Feltman, quien pidió a los actores con influencia en la región a que contribuyan a distender la crisis en Ucrania.

"El tiempo es vital, trabajemos de una forma concienzuda y rápida por la paz y la estabilidad", enfatizó.

Asimismo, Feltman reiteró el llamado de la ONU para que sea liberado el observador de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), secuestrado por separatistas pro-rusos durante su visita a Ucrania.

Mientras tanto, Yuriy Sergeyev, representante permanente de Ucrania ante la ONU, afirmó que la intención de Rusia es desestabilizar la situación en su país con el fin de socavar las elecciones presidenciales programadas para el 25 de mayo próximo.