Lamenta Sarkozy pasividad internacional frente al conflicto sirio

El ex presidente francés Nicolas Sarkozy deploró hoy en Jerusalén la dramática situación en Siria y la pasividad de la comunidad internacional frente a ello, aludiendo a la exitosa intervención militar en Libia.

Sarkozy habló de política exterior en una universidad israelí a la que fue invitado para otorgarle el título de honoris causa, antes de reunirse con el presidente del Estado hebreo, Shimon Peres, y con el primer ministro Benjamin Netanyahu.

"Yo no hago política, ni ofrezco discursos, excepto cuando estoy en Israel", bromeó el ex mandatario en una conferencia de prensa la mañana de este jueves tras reunirse con Peres para almorzar.

La broma llegó a raíz del discurso "actualizado" que previamente pronunció ante jóvenes universitarios a quienes dejó en claro que continúa observando la situación en Medio Oriente, en particular el violento conflicto en Siria.

"El mundo parece estar paralizado por la destrucción sistemática de un gran Estado y una gran nación", sostuvo Sarkozy al lamentar la falta de una reacción internacional concreta para poner fin a la violencia en ese país.

Refirió que la intervención militar en Libia -liderada por Francia en 2011 que finalmente derrocó al régimen de Muamar Gadafi, demostró que "una máquina de muerte puede ser detenida", en contraste con la prudente pasividad de Occidente ante la crisis siria.

"Los sirios tienen derecho a la libertad, al igual que todos los demás pueblos del mundo. Yo no puedo resolver la masacre de un pueblo por su tirano, pero me entristece ver a nuestra Europa impotente", indicó.

El ex jefe del Ejecutivo francés dijo querer creer que aún no es demasiado tarde para retirar las armas con las que Bashar al-Assad mata a su propio pueblo.

Sarkozy también se refirió a Israel y afirmó que nadie tiene derecho a ignorar al pueblo judío, por lo que se pronunció contra el programa nuclear de Irán y sus "líderes fanáticos" que buscan desarrollar armas atómicas.

"Si es atacado, Israel no estará solo", aseguró el político francés, quien además de pronunció a favor de la inclusión del grupo libanés Hezbolá (Partido de Dios) en la lista de organizaciones terroristas de la Unión Europea (UE).

Después de reunirse con el presidente Peres, quien lamentó en tono de broma la ausencia de Carla Bruni, esposa de Sarkozy, el ex presidente tiene previsto encontrarse con Netanyahu.