Rechazan indígenas ecuatorianos intento de captura de opositor

El movimiento indígena de Ecuador rechazó cualquier intento militar para capturar al opositor Cléver Jiménez, quien se encuentra bajo su protección, y culpó al gobierno de las consecuencias si las tropas ingresan a su territorio.

El legislador de Pachakutik, César Umaginga, dijo en declaraciones que cita el diario ecuatoriano La Hora que Sarayaku, que Jiménez está protegido por medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En consecuencia, advirtió que en caso de un ingreso de las Fuerzas Armadas a la comunidad indígena de Sarayaku para capturar al ex asambleísta opositor, el gobierno del presidente Rafael Correa será responsable de lo que allí pueda ocurrir.

Horas antes, Correa condenó la protección de los indígenas a Jiménez y dejó en claro que su deber es hacer cumplir la ley para que el dirigente opositor, sentenciado a prisión por injurias en su contra, responda ante la justicia.

Jiménez y los activistas Fernando Villavicencio y Carlos Figueroa son buscados para que el primero y el segundo cumplan una condena de 18 meses de prisión, y el tercero una de 180 días de arresto por injurias contra el mandatario.

Correa fue acusado por Jiménez, Villavicencio y Figueroa de ordenar la incursión armada al hospital de la Policía, donde permaneció algunas horas en la revuelta del 30 de septiembre de 2010, que dejó varios muertos y heridos.

El jefe de Estado aseguró este martes que "lo que suceda en Sarayaku será responsabilidad de los dirigentes de esa comunidad (indígena) y de los sentenciados que se refugian en ese sitio en lugar de cumplir con su condena".

Consideró "grave y nefasto" que se esté dando protección a los tres sentenciados a prisión, quienes según dijo, "me acusaron falsamente de genocida y están exponiendo y utilizando a esa comunidad" para evadir la justicia.