Recibe Umberto Eco Doctorado Honoris Causa de Universidad de Burgos

El escritor y semiólogo Umberto Eco recibió la investidura como Doctor Honoris Causa de la Universidad de Burgos, norte de España, donde resaltó los vínculos de la historia y cultura medievales de ese país.

En un discurso que pronunció en italiano, destacó los vínculos de España con su novela "El nombre de la rosa", partiendo de uno de sus personajes, Jorge de Burgos, con el que además de rendir homenaje a Jorge Luis Borges también pretendió recordar la ciudad de Burgos.

Resaltó la importancia de los beatos manuscritos medievales, entre ellos las glosas silenses, a las que se refiere en algunos momentos clave de esa novela.

El rector de la Universidad de Burgos, Alfonso Murillo, destacó en su discurso que "muchos universitarios europeos hemos tenido como referente a la figura de Umberto Eco no sólo por su notable y poliédrica obra, enmarcada en el campo de las Humanidades.

También, agregó, "por sus sensatas reflexiones y consejos dirigidos a todos aquellos que, en un momento de nuestras vidas, decidimos embarcarnos en el mundo de la investigación humanística y de las Ciencias Sociales".

Resaltó que su libro "Cómo se hace una tesis doctoral, Técnicas y procedimientos de investigación, estudio y escritura", con el que "descubrimos la figura de un intelectual capaz de hacer accesible lo complicado".

"En definitiva, hallamos a un humanista total, sin restricciones, volcado en todo aquello que es propio del hombre haciendo suya la famosa frase de Terencio, reactivada por nuestro Miguel de Unamuno, en la que se decía que soy humano y nada propio del hombre me es ajeno", añadió.

El laudatio de la investidura señaló que "Umberto Eco es el genuino humanista y más prestigioso intelectual de nuestros días, en la estela de los grandes autores que le precedieron en el siglo XX: Barthes, Habermas, Jakobson, Wittgenstein o Russel".

Expuso que "Eco se nos presenta, además, como el primer intelectual global, en el doble sentido de interesarse por las más variadas disciplinas de las ciencias humanas y sociales y de haber sabido proyectar su sabiduría por todo el mundo".

Eco, abundó, ha resultado en todo momento atractivo no sólo para los especialistas que comparten sus objetivos científicos sino también para las masas inquietas y atentas a los aspectos más relevantes de la cultura popular.