Magistrados electorales se subordinaron al poder político: Huerta

Con la sentencia que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) notificó el pasado 24 de marzo a la Cámara de Diputados, los magistrados electorales de la Sala Superior confirman su subordinación al poder político, afirmó el secretario de la Comisión de Gobernación, Manuel Huerta Ladrón de Guevara.

Luego de analizar la nueva resolución emitida por esa instancia judicial, expresó que es sorprendente la forma en que actúan los magistrados electorales adscritos al Poder Judicial Federal, pues se observan con toda claridad las violaciones al ejercicio de la función jurisdiccional que la Constitución les ha encomendado.

Consideró inconcebible que el TEPJF se haya declarado incompetente para hacer cumplir sus sentencias, a pesar de múltiples quejas formales por el incumplimiento a sus resoluciones, en particular la que emitió para cubrir la vacante del consejero electoral del Instituto Federal Electoral (IFE), Sergio García Ramírez, quien renunció en febrero de 2013".

El diputado del Partido del Trabajo describió la ruta jurídica "accidentada" del procedimiento judicial seguido ante el TEPJF.

Recordó que luego de la salida de García Ramírez en 2013, la Cámara de Diputados abrió una convocatoria para elegir al consejero electoral que sustituyera al renunciante, de la cual resultaron electos cinco finalistas.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) se inconformó porque no se eligió a alguno de ellos, y el Tribunal Electoral le dio la razón.

No obstante, el Poder Legislativo no cumplió su sentencia, motivo por el que presenta un incidente de incumplimiento que también es favorable al Revolucionario Institucional.

Sin embargo, el Tribunal se queda inmóvil y decide no exigir el cumplimiento de la ley, escudándose en la Cámara de Diputados, a través de la Junta de Coordinación Política (Jucopo).

Posteriormente, mediante un comunicado informó que "no se logró alcanzar los consensos necesarios para dar a conocer al pleno la propuesta de candidato a cargo del Consejo General del IFE, y que durante el receso legislativo, la Jucopo continuaría los esfuerzos de diálogo y construcción de acuerdos para concluir el proceso de selección".

Por lo anterior, expuso, el Tribunal Electoral estima que la ejecutoria se encontraba en vías de cumplimiento, ésto último, añadió, es verdaderamente grave para los procesos electorales, es decir, que ante los instrumentos que la ley concede a los magistrados, ellos deciden de motu proprio no hacer uso de ellos.

Peor aún, insistió, no es hasta que comienza el segundo año legislativo de la actual LXII legislatura, en septiembre del pasado 2013, que se percatan que sigue sin cumplirse la multicitada sentencia, por lo que "preguntan" a la cámara acerca de su estado.

Ante ello, el presidente de la Cámara les informó tardíamente (24 de octubre de 2013) que derivado de un acuerdo de la Jucopo, se declaró concluido el proceso para cubrir la vacante en el Consejo General del IFE, y se "inició un nuevo proceso para elegir a cuatro consejeros electorales y presidente, en el que se incluyó la elección del consejero materia de la ejecutoria, es decir, la vacante que dejó García Ramírez, motivo de la impugnación original".

En ese contexto, dijo, se da la reforma constitucional en materia político-electoral, que transforma al IFE en Instituto Nacional Electoral, mismo que incluye en sus transitorios la nueva integración, que deberá darse "dentro de los 120 días naturales a la entrada en vigor del presente decreto".