Reforzar regulación de publicidad exterior, piden especialistas

En la Ciudad de México existen alrededor de cuatro mil 500 espectaculares irregulares, por lo que es necesario reforzar la ley y hacerla cumplir de forma efectiva, aseguró el presidente de la Fundación por el Rescate y Recuperación del Paisaje Urbano, Jorge Negrete.

De acuerdo con el dirigente de la organización, si bien en el Distrito Federal hay una regulación que lleva cuatro años, se ha ido modificando en favor de las empresas de publicidad exterior y aun así sigue habiendo anuncios irregulares e ilegales.

Entrevistado en el marco del Congreso para el Mejoramiento del Paisaje Urbano, Negrete indicó que en la ciudad existen alrededor de cuatro mil 500 espectaculares que están en un padrón para reubicarse o quitarlos.

"La problemática es grande por el tamaño, tan solo en espectaculares hay entre dos mil y cuatro mil que sobran y hay que quitarlos definitivamente, pero de las bardas que están a nivel de calle no hay datos", afirmó.

Por ello, consideró necesario reforzar la legislación al respecto, además de centralizar en una dependencia su cumplimiento a fin de evitar el exceso de burocracia y garantizar su aplicación de forma correcta.

"Tenemos una autoridad que entrega las licencias, otra que verifica que este dentro de la norma y una más que aplica las sanciones", por lo que propuso que sea una sola para agilizar el cumplimiento de la ley y evitar la burocracia.

Además, el presidente de la fundación expuso que la flexibilización del marco jurídico también representa una pérdida de ingresos al gobierno de la Ciudad de México, ya que las cuotas que deberían de pagar las empresas apenas se cobraron el año pasado y fueron menores a las propuestas en un inicio.

"Por cada metro cuadro que usan las empresas tienen que pagarle a la ciudad, pero apenas lo están haciendo, ese costo se ha disminuido en 75 por ciento desde 2010; deberían pagar alrededor de cuatro mil pesos y solo aportan 675 pesos".

De hecho, expuso, de acuerdo con los recientes datos que recibieron, el año pasado se cobraron en total 25 millones de pesos; sin embargo, esta cifra debió de alcanzar los 100 millones de pesos.

No obstante, la publicidad exterior también representa un daño a la salud, ya que según la académica Perla Berenice Sánchez, además de ser un contaminante visual también representa un riesgo para los conductores.

En este sentido, la profesora del Tecnológico de Monterrey explicó que representa una distracción para los automovilistas y causa alrededor de 10 por ciento de los accidentes viales.

Asimismo, señaló que el exceso de espectaculares puede causar entre las personas dolores de cabeza, estrés, depresión y ansiedad, de ahí la importancia de que se deba regular y se evite la saturación de imágenes en la vía pública.