Activistas demandan para exigir informes de patrulla fronteriza

Activistas de los derechos civiles interpusieron una demanda en una Corte Federal de Tucson para forzar a la Patrulla Fronteriza a que informe cómo realiza sus patrullajes y vigila los puestos de control carretero alejados de la frontera.

La Unión de Libertades Civiles de América (ACLU) en Arizona informó que interpuso la demanda este lunes, luego que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) ignorara dos solicitudes de información pública sobre las operaciones de vigilancia interior de la Patrulla Fronteriza en los sectores de Tucson y Yuma.

"Es indignante que los líderes de la agencia de aplicación de la ley más importante del país piensan que pueden simplemente ignorar las peticiones legales de información pública", dijo James Lyall, un abogado de la ACLU en Tucson.

"Para que la Patrulla Fronteriza sea responsable, debe rendir cuentas y ser transparente. Pero la agencia se niega sistemáticamente a compartir información básica con el pueblo estadunidense, mientras que las violaciones de los derechos están a la orden", señaló Lyall.

El abogado de la ACLU dijo que su organización quiere datos sobre las "patrullas itinerantes" que conducen los agentes al norte de la frontera en las que realizan detenciones de automovilistas.

Dijo que quejas recibidas por la ACLU muestran que los agentes de la Patrulla Fronteriza están usando el factor de raza para decidir a quién detener, algo que no está permitido por los dictámenes de las cortes federales.

Lyall dijo que se tiene evidencia de que los agentes están realizando cuestionamientos ilegales a los automovilistas en los puntos de revisión carretera.

Están haciendo mucho más que preguntar lo necesario para realizar la "breve y limitada investigación sobre la condición de residente", a la que debe limitarse las actividades de la Patrulla Fronteriza cerca de la frontera, indicó.

Dijo que los conductores y sus pasajeros están no sólo siendo retrasados, sino acosados, con estos procedimientos.

La ACLU interpuso la demanda para solicitar copias de todos los informes internos, dictámenes jurídicos, normas, reglas y cualquier política sobre el funcionamiento de los puntos de revisión carretera de control de la Patrulla Fronteriza.

Eso incluye la detención de las personas y la búsqueda de vehículos, así como la formación de los perros que podría "falsamente alertar" sobre la presencia de contrabando o personas ocultas.

La demanda también busca información sobre qué tan frecuente este tipo de búsquedas resultan realmente en el hallazgo de algo.