Niños prefieren Internet que jugar con muñecos y autos: experta

Los hábitos más comunes de los niños entre seis y 11 años son ver la televisión, jugar videojuegos y por último leer revistas e ir al cine, reveló María Eugenia Castro García, directora del Departamento de Mercadotecnia y Comunicación del Tecnológico de Monterrey en Puebla.

La especialista indicó que este sector de la población representa el 11 por ciento del total de internautas en el país y consideran que internet es el mejor medio para divertirse solo y el más utilizado para jugar con sus amigos.

Ante medios de comunicación, refirió que hoy día los niños adoptan comportamientos y habilidades que antes sólo pertenecían al ámbito de los adultos, debido a que viven una infancia hiperrealizada, que se define por manejar Internet, computadoras, 70 o más canales de televisión y videojuegos.

"Por esta razón, la mayoría de los niños, denominados nativos digitales, ya no busca protección o consejo de los adultos. Más que depender de los mayores, son capaces de guiarlos en un mundo de velocidad y caos informativo", consideró la catedrática.

De esta forma, Castro García enfatizó que no es extraño que los niños utilicen tabletas y smartphones en edades cada vez más tempranas, y que usen en menor medida los juguetes tradicionales.

Hoy, a diferencia de hace siete años, la venta de juguetes digitales en México ha incrementado en un 50 por ciento. En 2007 la venta de juegos de video representaba 13 millones 822 mil de pesos, mientras que en 2012 alcanzó los 26 millones 726 mil de pesos, según la consulta realizada en la base de datos Euromonitor.

Otro ejemplo que indica la nueva forma de juego en los niños, se puede observar en la participación del mercado de juguetes por parte de empresas de tecnologías de información, como Microsoft y Sony, con un 14.3 y 10.6 por ciento, respectivamente.

En tanto, compañías de juguetes tradicionales como Hasbro o Juguetes Mi Alegría, apenas alcanzan un 7.2 y 0.8 por ciento.

La especialista destacó que los nuevos juguetes son un reto para los padres de familia, porque los juguetes digitales, al reemplazar a autos, muñecas, juegos de té, canicas, pelotas y casitas de madera, los padres de familia enfrentan el reto de la supervisión.

Por esta razón, la experta en mercadotecnia enfatizó la necesidad de adquirir aplicaciones que permitan saber los juegos que utilizan sus hijos y la frecuencia.

En Android recomienda las aplicaciones "Mobile Spy" y "Norton Safety Minder" que permiten monitorear todo lo que sucede en un Smartphone, como lo son las llamadas, mensajes de texto y páginas web a las que se acceden.

Otras aplicaciones son Kids Place, que bloquea el acceso a llamadas, páginas de Internet o descargas, así como establece un tiempo límite de uso.